miércoles, 24 de diciembre de 2008

FELIZ NAVIDAD

Os deseo todo lo mejor para este nuevo año que en breve nos recibirá con todos sus días por estrenar. Que los llenemos de buen humor, optimismo, solidaridad, espíritu emprendedor, cariño, profesionalidad, colaboración, etc., etc. etc.

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS

Papel vs Tecnología

El pasado lunes, el diario Qué publicó un reportaje sobre el uso y/o abuso del papel en nuestras gestiones, administrativas y de cualquier otro tipo. En resumen venía a decir que, pese al crecimiento imparable de las nuevas tecnologías, el recurso al "formatoenemigodelosárboles" seguía siendo el preferido e incluso paradójicamente competía en cifras con el uso de las NTIC.

Confieso que aunque el ordenador, Internet, las redes sociales, las aplicaciones para gestionar mil y un cosas y vaya usted a saber cuántas cosas más que vayan a surgir o estén surgiendo ya, me atraen poderosamente y llaman mi atención, no es menos cierto que a la hora de revisar o leer con detenimiento un informe o incluso un libro, sigo prefiriendo las hojitas de papel.

Me plantea un dilema sentimental tener que optar por uno o por otro. Y es que de hecho tampoco creo que sea cuestión de hacer una selección exclusivista y aniquiladora de uno o de otro (que dicho sea de paso, el papel tendría todas las papeletas para acabar… en el cubo de la basura). Pienso que más bien la entrada de las nuevas tecnologías y las oportunidades que representan lo son más en cuanto a un uso más racional no sólo del papel, sino también de muchas otras cosas. Porque ¡cuántas veces vendemos la idea de que las tecnologías de la información son instrumentos clave en los procesos de reorganización y racionalización!.

En este sentido, y opinando por lo que me pilla más cerca, como es mi actividad diaria como consultora y, afinando más, por lo que observo en mis clientes del sector público, ahí van algunas sugerencias de cómo reducir el consumo de papel, si no drásticamente, sí en un volumen interesante:

1.Suprimir la impresión de los correos electrónicos: cualquier aplicación de gestión de mensajería proporciona innumerables herramientas para su control y seguimiento. El correo electrónico debe utilizarse como una herramienta de comunicación. Tampoco grabamos las conversaciones telefónicas…

2.Optimizar el recurso a repositorios de gestión documental, que permiten compartirlos y acceder a ellos de manera sencilla. Esto reduciría el volumen de fotocopias que día a día inundan nuestras mesas.

3.Si no llegamos a estas herramientas de gestión documental, contamos con unidades de red compartidas que pueden cumplir una función similar (que no igual).

4.Agilizar los procesos de introducción de la tramitación electrónica y las funcionalidades así contempladas, como es la interconexión entre administraciones para reducir la necesidad de la ciudadanía de presentar copias y copias de los mismos documentos. Menos fotocopias.

5.Potenciar estrategias de formación interactiva. Aunque soy la primera en reconocer que no siempre es cómodo acometer procesos formativos de forma exclusiva o mayoritariamente on line, sí se pueden sin embargo articular herramientas que al menos contribuyan a reducir la tentación de imprimir todo lo que pasa por nuestro puesto de trabajo o de estudio.

6. ¿Por qué queremos fotocopiarlo todo? Hagámonos amigos del escáner.

En fin, son algunas ideas. Soy consciente que el tránsito no es fácil ni mucho menos rápido. Pero también veo que los beneficios superan con creces los obstáculos y ataques de pánico que puedan provocar a algunos este cambio (para aplacarlos, ahí estamos los consultores, jeje). Así que, adelante.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Una publicación interesante

Recientemente se ha publicado el libro “La sociedad de control”, por José Alcántara. Una publicación interesante que os animo a leer a todos los interesados en los retos que plantea la sociedad digital en términos de seguridad, privacidad, y los derechos de los ciudadanos inmersos en este nuevo escenario de relación e interacción.

domingo, 30 de noviembre de 2008

La navidad

Ya falta poco, ya está ahí. Falta un mes para que sea Navidad. Las luces empiezan a adornar nuestras calles, oscuras como nunca antes lo estuvieron, que parece que este tiempo gris que azota el Cantábrico muestra de manera descarnada el frío de los tiempos que vivimos.

No se me caen los anillos si digo que me gusta la Navidad. Me gusta ver las luces, me gusta ver a los niños mirar alucinados a los Reyes Magos, al Olentzero, a Papá Noel, me gusta ver a mi madre adornar el árbol con ilusión, aunque ya no estemos en casa y no haya niños que se sorprendan de su color. Me gusta, sin más, es un tiempo especial.

Más allá de su contenido consumista, ese que ha inventado nuestra sociedad, la navidad es en mi opinión un tiempo estupendo para promover la unión entre culturas. Porque más allá de su significado histórico para el cristianismo, el trasfondo de la navidad, en su contenido más íntimo, puede ser algo que llegue a ser compartido no ya por todas las religiones, sino por cualquier persona.

En este sentido, creo que es un tiempo estupendo para impulsar actividades lúdicas y educativas entre los más pequeños, para poner en marcha espacios de acercamiento y de intercambio: compartir las fiestas especiales en las diferentes culturas y religiones, aprender cómo se vive la navidad en otros pueblos, intercambiar el conocimiento gastronómico. Por qué no.

Ahora que estamos en plena polémica sobre el sí o el no de los crucifijos en los colegios, tal vez haya que dar un paso más en la reflexión y llevar a cabo iniciativas reales de intercambio cultural (la religión forma parte también de las culturas, en mi opinión), para conocernos mejor, para entendernos mejor, para respetarnos más.

Porque la religión la vivimos cada uno en nuestra intimidad, pero tenemos mucho que podemos compartir con los demás, para romper muros, para superar prejuicios, para acercarnos, empezando por nosotros mismos, desde abajo.


P.D.- Y ya por pedir, estaría bien que no se limitara a la navidad, ¿no?

viernes, 28 de noviembre de 2008

Decisiones difíciles

No digo nada nuevo si digo que la cosa está difícil. Me refiero a la cosa económica, claro está. En mi trabajo como voluntaria en CEAR asisto a un incremento de peticiones de acompañamiento en la puesta en marcha de planes de negocio para el lanzamiento de empresas. Son pequeñas empresas, de uno o dos trabajadores como mucho. No tienen innovación en términos de Wi-Fi mientras venden arroz, o un blog genial donde puedes aprender idiomas mientras compras on line artesanía de Senegal. No. Su innovación está en el hecho mismo de la mezcla cultural que persiguen. Ellos no son conscientes, es verdad. Lo que buscan en ese momento es salir adelante, como sea. Y aquí está la cosa, más difícil en esta cosa económica que de suyo ya es bastante difícil para muchos. Porque con un permiso de trabajo que se tambalea, con empleos efímeros de quita y pon, y con pocos euros con los que dar confianza al traje que se sienta frente a tí en el banco, con todo esto, poco vale tu entusiasmo, tus ganas de trabajar, tu necesidad imperiosa de salir adelante. Y la cosa difícil se mira al ombligo y no ve más allá. Y no se ven visos de salida.

Resulta embarazoso vestir con optimismo un "no" a un proyecto, un "no" a una expectativa. Resulta embarazoso porque sabes que no va a ser fácil que encuentre otra oportunidad, pero por otra parte eres consciente que el autoempleo era un abismo peor, al menos en este momento. Aunque esto no consuela, y sales de la reunión con una sensación rara en el estómago. Sabes que en ese momento es lo correcto, pero no puedes evitar un sentimiento de impotencia.

La función de gente como yo (no sé etiquetar lo que hago...), especialmente en estos momentos de crisis, entiendo que debe enfocarse como "acompañante", "guía", "estimulador". Porque aunque lleguen ideas geniales, que me suben la adrenalina y me encienden, hay que ser realista y enfocar el asunto a medio plazo al menos, consolidando un itinerario formativo y de búsqueda activa de empleo, que siente las bases para que, en poco tiempo quisiera pensar, esas ideas que me encendieron un día vuelvan a reavivar la llama y se transformen en una hoguera que ilumine nuestra ciudad ennegrecida por el consumo.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Jornada sobre la Ley de Extranjería

El próximo sábado 15 de noviembre tendrá lugar en Bilbao una jornada sobre la Ley de Extranjería en España y en Europa.

Este acto está organizado por la Asociación para el Desarrollo Integral Uniendo Culturas (ASDIUC), y será impartida por Javier Canivell, responsable del Servicio Jurídico de CEAR-Euskadi.

El lugar será el Salón de Actos del Centro Ellacuría (c/Padre Lojendio, 2. Bilbao), en horario de 17.00 a 19.00 horas.

Se trata de un encuentro abierto para todas aquellas personas interesadas en profundizar en el contenido de esta ley. La entrada será gratuita.

Los temas a abordar serán los siguientes:

-Permiso de residencia
-Contrato de trabajo
-Repatriación de extranjeros
-Reagrupación familiar
-Legalización de los indocumentados
-Seguridad social y educación
-Trámites de nacionalidad

Por diversos motivos no me a va a ser posible asistir, aunque tal vez alguno de vosotros pueda estar interesado y nos cuente después qué tal fue.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Sensibilización vs Programación…

El pasado sábado el programa Informe Semanal ofreció, una vez más, un relato “en vivo y en directo” de cómo se vive en viaje en patera, con detalle de los preparativos previos, las expectativas de los valientes, las miserias de quienes se benefician, las idas y las venidas, y los vaivenes de la cáscara de nuez que intentó, finalmente sin éxito, arribar a tierras españolas.

El reportaje, como tantos otros, quiere remover conciencias, llamar la atención, y poner sobre la mesa temas que no por conocidos dejan de ser actuales, vergonzantes para el llamado Primer Mundo, y acuciantes para todos.

Lo que no deja de sorprenderme es que, siendo así, no se quiera dar continuidad a este debate más que emitiendo el reportaje completo a las 23.30 de la noche, de un día laborable… Cuando el reportaje que sale después en el programa, sobre la hazaña de un grupo de personas con discapacidad en su ascensión al Kilimanjaro, está previsto emitir a las 21.30, también de un día laborable. ¿Por qué? ¿Estamos condenados a limitar el interés por el fenómeno de la inmigración a un grupo reducido de personas, que precisamente ya están sensibilizadas y son las que se quedarán a verlo o lo grabarán? Si realmente la intención es sensibilizar, no estaría de más suprimir la emisión del “Mira quién baila” por ese reportaje, o por cualquier otro que se considere de interés (por desgracia hay muchos temas sobre los que sensibilizar). Pero claro, entonces la tele sería ya un servicio público, social, etc., etc. Y dejaría de ser puro entretenimiento y publicidad a mansalva…

viernes, 7 de noviembre de 2008

Sobre la creación de empresas

Por fortuna o no, desde que hace ya unos cuantos años me aventuré con unos cuantos más a poner en marcha un negocio de consultoría (que aún hoy y para mi orgullo, sigue en funcionamiento), el gusanillo de conocer y aprender sobre el “emprendizaje” y todo lo que gira en torno a ello, en sus diferentes vertientes, no ha dejado de llamar mi atención. Aunque hoy mi dedicación profesional se aleje un poco de este mundo.

En este sentido, me sorprende que en conversaciones que mantengo con gente más o menos implicada en esta cuestión, continúen en el candelero temas de conversación que ya estaban en el “hit parade” cuando nos rompíamos la cabeza para asentar nuestra empresa recién montada. A saber: supervivencia de las nuevas empresas, ayudas a las empresas, seguimiento del espíritu emprendedor…

Me sorprende que hoy no tengamos todavía un modelo claro para realizar ese seguimiento de forma eficaz y eficiente, más allá de meras estadísticas que al final quedan simplemente en números y no aportan más allá. Me refiero a que es necesario, en mi opinión, perfiles específicamente dedicados a investigar esta fase del emprendizaje, en una especie de “gestión del cambio” aplicado a este entorno.

Ya he hablado de la gestión del cambio en un post anterior, y de mis dudas en cuanto a lo que se vende y lo que se aplica posteriormente. En el caso de las empresas de reciente creación, viene a ser un poco lo mismo. De nada vale vender el seguimiento del emprendedor con estadísticas, estudios, etc., si después la realidad nos muestra un panorama complicado, en el que ese seguimiento es difícil de encontrar.

Aplicar una gestión del cambio en el emprendizaje lo entiendo desde el punto de vista de orientar al emprendedor en su andadura, cuando ya está metido en el mercado, para que sea capaz de adaptar su mentalidad a lo que se enfrenta. Porque esto no se hace de la noche a la mañana ni con un plan de negocio.

Es cierto que ellos y ellas deben poner de su parte, que no pueden ir siempre de la mano de las entidades que les apoyan. Pero no estaría de más contar en estas entidades con perfiles que hagan un seguimiento real, en contacto con las personas, con las empresas, con las líneas de negocio. Que conozcan el mercado y las entidades implicadas. Que sepan detectar elementos innovadores (o no tanto), nuevos mercados, nuevas formas de comunicar y de vender (¿qué tal un blog en lugar de un sitio web que no actualizamos con mucha frecuencia?). Que además sean preactivos, en el sentido de provocar iniciativas, organizar encuentros entre emprendedores, promover el intercambio de experiencias…

Entiendo que dicho así puede abrumar, tal vez sea mucho trabajo, no lo sé. Pero se me antoja que ayudar a la creación de empresas no se puede quedar sólo en asistir en su parto y arropar con subvenciones o créditos a bajo interés. Debe ir más allá, en un seguimiento que huya del paternalismo y del intervencionismo, y que redunde más en una colaboración de negocio. Porque su valor añadido para el tejido empresarial puede ser importante, por lo que puede llegar a tener de consolidación de ideas en el mercado, de nuevos proyectos, y de generación de nuevos a través del feedback de muchos.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Vemos la luz

Desde hace un tiempo estoy suscrita a la lista de distribución sobre protección de datos de la Universidad de Murcia. Se trata de un espacio en el que se discuten temas de actualidad relacionados con el mundo de la protección de datos y las nuevas tecnologías y en el que se extraen muchas veces juicios y conclusiones de interés. No participo activamente, ya que considero que es un terreno que no domino, en el que es mucho mejor escuchar que parlotear.



Ayer recibí con interés la noticia sobre un vídeo de formación y sensibilización acerca de la protección de datos, editado por el Comisionado Británico para la Protección de Datos, y difundido con su permiso por la Agencia Vasca de Protección de Datos, en castellano y en euskera.



En primer lugar acojo con entusiasmo el enfoque del asunto, muy didáctico y pedagógico, huyendo de complicaciones y tecnicismos que podrían motivar a los espectadores a poner tierra de por medio. Pone sobre la mesa temas que, a gente como yo, poco experta en el asunto, le lleva a plantearse cosas en la cabeza.



Y por otro lado, me parece sumamente interesante que se acojan nuevas iniciativas para presentar contenidos e información, huyendo del manido Power Point y similares. Propuestas audiovisuales como éstas, bien en un sitio web propio, bien remitiendo a YouTube, son técnicas innovadoras que atraen al usuario, facilitan el aprendizaje y lo hacen mucho más divertido.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Grupo de Estudio sobre Derecho y Nuevas Tecnologías

A pesar de las malas relaciones que se suelen atribuir al mundo jurídico con respecto a la informática y las nuevas tecnologías, y sin estar muy segura si se trata o no de una leyenda urbana, quisiera aprovechar para daros a conocer el Grupo de Estudios sobre Derecho y Nuevas Tecnologías que desde hace ya unos años funciona en el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Bizkaia.

Este Grupo forma parte de la red de agrupaciones de profesionales que con la periodicidad que cada uno determina, se reúnen con regularidad y organizan actividades diversas, cada uno sobre su tema específico.

En el caso de nuestro Grupo, su objetivo es estudiar el impacto jurídico que tienen las nuevas tecnologías. Resulta evidente que las nuevas formas de comunicación, de intercambio de información, de gestión de los procesos de trabajo, etc., que aportan las NTIC, generan a su vez una serie de incógnitas de índole jurídica que reclaman una reflexión en pos de soluciones para una mayor seguridad jurídica en nuestras transacciones y relaciones diarias.

Desde este punto de vista, el Grupo de Estudio se reúne el primer jueves de cada mes en la sede colegial, para analizar temas concretos, valorar propuestas y actividades, o simplemente atender consultas de los compañeros del Colegio.

Hasta la fecha, hemos realizado publicaciones en el Boletín Colegial y hemos organizado una primera sesión de trabajo sobre la Administración Electrónica, con la participación de especialistas de diferentes áreas de Gobierno Vasco y la Sociedad Informática EJIE.

Nuestros objetivos para los próximos meses es avanzar en la convocatoria de una nueva jornada sobre la e-administración a celebrar en la primavera de 2009, con participación de expertos procedentes de las instituciones vascas, así como publicar nuevos análisis en el Boletín Colegial que provoquen la reflexión de nuestros compañeros.

Para todos aquellos que no nos conocían hasta ahora, estamos a vuestra disposición para vuestras consultas y sugerencias. Os esperamos.

lunes, 27 de octubre de 2008

Incompetencia a raudales...

No quisiera que fuera así, pero intuyo que mi blog se va a convertir en un hervidero de quejas y descripciones de los sinsentido a que nos vemos expuestos los ciudadanos, bien sea de las administraciones públicas, bien de las empresas con quienes nos relacionamos.

En esta ocasión toca a las empresas de venta de muebles.

No tengo queja hasta la fecha de la atención en tienda, lo cierto es que es impecable, con una dedicación exquisita. Tampoco es que se puedan quejar, vamos hasta con planito, con ideas más o menos claras y no nos gusta dar la turrada. Para más regocijo del comerciante, en nuestra última adquisición, pagamos a tocateja. Pobres ilusos, pensamos que así iría mejor la cosa.

Pero no. La incompetencia a denunciar nos llega ahora desde Merkamueble.

Hemos comprado una mesa. Una simple mesa de centro para nuestro salón. Que en principio iban a tardar diez días, pero la cosa se alargó. Vale, tenemos asumido que jamás cumplen sus plazos. Aunque si yo hiciera lo mismo en mi trabajo ya tendría al cliente tocando a mi puerta pidiendo explicaciones.

Cuando acordamos un día, siempre con excelsa amabilidad, fijamos una hora. Circunstancias de la vida, pero tenemos la mala costumbre de ir a trabajar, más que nada para poder pagar estos muebles, así que no hay nadie en casa hasta la tarde. Ok, fijamos una hora. Y nos llama el montador ese día a ver si puede estar alguien en casa a las 12.00. A ver. Que si proponemos cambio de hora no es porque por la mañana estemos jugando al golf. Es que estamos trabajando. Que no hay nadie. Ok. Nos traen la mesa. Con más rayas que mi camisa, vamos, totalmente defectuosa.

Empieza aquí el periplo de llamar a ese teléfono de reclamaciones, que nos agobia con tecleos interminables de numeritos hasta llegar a contactar con una operadora que parece inhumana, sin tono de voz, sin alma, sin vida, que nos remite a alguien que nos llamará, no se sabe cuándo, para darnos una solución.

Si yo hiciera lo mismo en mi trabajo tendría serios problemas. ¿Tanto cuesta ser un poco eficaz, eludir la incompetencia, en la venta y entrega de muebles? Porque es que lo peor es que es algo recurrente en todas las conversaciones de quienes se encuentran en la fase de amueblar el piso. Y esto, queridos amigos, tiene repercursiones en la sanidad pública, porque al menos yo cada día me enciendo más porque no parece haber nadie que tome cartas en el asunto.

De nuevo, si hay alguien en la red que tenga una solución a esto, que lo comparta por favor. Las soluciones que a mí se me ocurren no son políticamente correctas, en mi actual estado de perplejidad y cabreo.

viernes, 24 de octubre de 2008

Un mar de mentiras para llegar a la Verdad

Parece paradójico pensar que sea necesario aceptar realidades falsas y equivocadas para obtener supuestas verdades. Esta ha sido la misión de la Física desde que la Humanidad la concibió: Crear modelos falsos para explicar la compleja realidad que nos rodea. Como decía un ilustre profesor de Óptica de mi universidad: "La Física es el arte de aproximar (o mentir)".

Serían innumerables los paralelismos que se podrían encontrar en la vida cotidiana en multitud de ámbitos: Personal, profesional, político, etc. ¿Quién no ha dicho una mentira piadosa para lograr un objetivo con mayor facilidad? Pues aunque este comportamiento humano sea sin duda poco ético, en la Física resulta totalmente necesario.

La labor de la Física es explicar el funcionamiento de la realidad que nos rodea que, por gracia o por desgracia, siempre es muy pero que muy compleja. Un físico analiza el problema, lo descompone en piezas más sencillas y (según su criterio) independientes, hace un modelo matemático de cada una de las piezas anteriores y las vuelve a componer para comprobar si lo que ha obtenido funciona igual que lo que ve.

Uno de los ejemplos más sobresalientes conocido por todos es la búsqueda de una explicación al movimiento de los planetas y otros astros en el Universo. Newton y Einstein son los nombres que a todos se nos vienen a la cabeza.

Por motivos puramente prácticos alguien hace muchos muchos siglos introdujo el concepto del espacio (somos animales territoriales) y del tiempo (el día, la noche, las estaciones nos condiconan). Nadie sabía muy bien de dónde surgían y qué era eso del espacio y del tiempo, pero todo el mundo los utilizaba y aceptaba como algo completamente normal.

Euclides desarrolló una Teoría de la Geometría del espacio real donde vivimos sin saber realmente qué era. Newton propuso una Teoría para el movimiento de los planetas y de la Tierra en torno al Sol sin definir rigurosamente el espacio y el tiempo que aparecía en sus ecuaciones.

Sin embargo, Newton tuvo la osadía de aceptar (sin tener la menor evidencia de ello) la existencia de un espacio fijo, absoluto, estático e independiente del tiempo en el que toda la realidad acontecía. Ésta era la gran mentira aceptada por Newton para lograr dar una explicación al movimiento de los planetas. Y lo más gracioso es que su Teoría era satisfactoria aún sabiendo que algo de base no estaba bien.

Nadie había definido el espacio pero todo el mundo sabía medir. Nadie había definido el tiempo pero todo el mundo conocía la hora. Newton no había visto nunca un punto fijo en el Universo y, sin embargo, aceptó que existía, y utilizaba el tiempo y el espacio a su antojo y todo iba bien.

A nadie le importaba qué eran exactamente el espacio y el tiempo mientras todo funcionara. Pero llegó un momento en que algo nuevo no encajó y hubo que replantearse muchas cuestiones.

Muchos antes que Einstein (fundamentalmente el matemático Bernhard Riemann) se dieron cuenta de que si se estudiaba el concepto de Espacio con más rigor se podían encontrar otros espacios diferentes del que la humanidad había asumido hacía muchos siglos. ¡Quién sabía si alguno de éstos podrían ser el espacio que ocupaba nuestra vida diaria!

Einstein fue mucho más allá y partiendo del hecho de que no existía un punto fijo en el Universo (negaba la gran mentira de Newton), descubrió que el espacio y el tiempo estaban interconectados, eran curvos, no existía espacio sin tiempo y viceversa, y otra serie de afirmaciones que aún hoy a muchos nos resultan de lo más impactantes.

Lo curioso de la Teoría que construyó Einstein es que no sólo explicaba el movimiento de los planetas de Newton sino que también explicaba otros muchos fenómenos que no conseguía explicar ninguna otra teoría.

Pero, ¿es la Teoría del Espacio-Tiempo de Einstein otra gran mentira de la Física previa a la gran Verdad Final? Nadie lo sabe. Lo único que podemos afirmar es que todavía nadie ha demostrado que ésta falle. Como contrapartida tenemos una "Teoría Más Correcta" que está más alejada de nuestra experiencia sensorial diaria y que, por tanto, es más difícil de asumir y transmitir.

martes, 21 de octubre de 2008

Vuelva usted mañana...

Por circunstancias que no vienen al caso, se produjo un error en la inscripción de nuestro reciente matrimonio en el Registro Civil. Tras iniciar el oportuno procedimiento de rectificación (y convencer a los funcionarios de turno de la naturaleza del error, un asunto básico de Primer Año de la carrera de Derecho) en el Registro Civil de nuestro lugar de residencia, contacto con el Registro donde se inscribió el matrimonio para interesarme por el estado del procedimiento, y me comunican que ya se ha resuelto y remitido para mi notificación al Registro del pueblo de residencia.

Así que espero un tiempo prudencial (entendiendo debidamente y en su contexto el sentido de “prudencial”, esto es, en la administración de justicia), y puesto que no tengo noticias, llamo al Registro de mi lugar de residencia para interesarme por el tema y saber si les ha llegado ya. La funcionaria, muy amable, toma nota del teléfono móvil y se compromete a llamarme tan pronto reciban la notificación.

De nuevo sigo esperando.

Y espero.

Y como sigo sin tener noticias, aprovechando un día de vacaciones me persono en este Registro (cerca de casa, menos mal), para interesarme, otra vez, por mi notificación. Y a la funcionaria se le ilumina la cara cuando tras contarle mi periplo (desde agosto, y estamos ya a finales de octubre), me ubica en su ¿montón? de papeles. Total, que paso a las oficinas del Registro, y siempre con mucha amabilidad, me prepara el escrito de notificación para remitir al Registro de inscripción, comentando entre tanto que claro, al no tener mi número de teléfono (?), no podía localizarme, y tenía mi notificación como urgente sin saber cómo hacérmela llegar (??). Bueno bueno, no pasa nada, digo yo un tanto confusa. Finalmente firmo la notificación y todo parece que va a seguir su curso. Aunque lo más curioso del asunto fue que antes de irme y reiterar la funcionaria su agradecimiento por haberme pasado por allí, hete aquí que descubre mi número de teléfono apuntado en un post-it pegadito en la pantalla de su ordenador. “Vaya”, dice ella, “un despiste”. Y sonríe levemente.

En fin, creo que no merece la pena comentar nada más. Aunque siempre me quedará la duda de qué hubiera pasado si no me hubiera acercado por allí. Porque hasta donde alcanzan mis neuronas, las notificaciones se suelen hacer por correo, o personándose el funcionario de turno en el domicilio. Hasta ahora nunca me habían dicho que fuera necesario facilitar un número de teléfono para que me pudieran notificar … Tal vez algún bloggero sepa de esto y me pueda aclarar algo. Yo sigo sin entenderlo…

miércoles, 8 de octubre de 2008

Administración Electrónica

Progresos hacia la Administración Electrónica

Suelo leer con interés el blog de Administraciones en Red, un espacio que me resulta atractivo no sólo por su contenido sino por los comentarios y participantes, tanto para aprender yo cada día más acerca de esto de los blogs, como para investigar lo último en administración electrónica, adaptación de la administración al (con)vivir con las nuevas tecnologías, etc.

Me ha resultado atractiva la referencia a las jornadas organizadas desde la Junta de Castilla y León para orientar a las entidades locales en su adaptación a los requerimientos de la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos; una disposición que dibuja un horizonte apasionante por lo que tiene de novedoso, pero al mismo tiempo presenta un panorama árido de asumir, no sólo por ausencia de los conocimientos técnicos precisos, sino por la avalancha de cambio organizativo que implica y especialmente por la vaguedad de los términos, la ausencia de un saber qué y cómo. Es decir, que todos sabemos que hay que tener una sede electrónica, por ejemplo, o que vamos a tener notificaciones telemáticas, por poner otro; pero a la hora de profundizar en sus características técnicas y jurídicas, a la hora de abordar la casuística que puede suscitarse, pues en fin, no siempre resulta sencillo arrojar una solución. Aunque bien pensado, esta situación también tiene "su aquel" de apasionante, ya que se presta al estudio, a la investigación, al intercambio de ideas...

Estas jornadas que he citado son una aproximación más, buscando limar asperezas y provocar ese intercambio. No estaría mal que en Euskadi se promoviera algo por el estilo, si es que no ha habido algo ya, y me lo he perdido...

viernes, 3 de octubre de 2008

De nuevo, el Foro Social Mundial de las Migraciones

Cuando aún no ha transcurrido siquiera un mes desde el encuentro celebrado en Rivas Vaciamadrid, con ocasión del III Foro Social Mundial de las Migraciones, la revista Frontera Cero publica su número 5 dedicándolo íntegramente a los resultados de esta cita, tan significativa.

Digo tan significativa porque curiosamente, al finalizar la misma se han dado una serie de noticias sobre el asunto de la inmigración que han captado la atención de los medios. No me voy a quedar con la más reciente, la del cayuco gigante con cientos de personas, que han provocado reacciones temerosas cielosytierraquelospróximosvienenentrasatlantico, en lugar de ponerse, un momentito siquiera, en el lugar de estas personas. Y lo peor no es eso. Lo peor es que a muchos ya ni les conmueve, y seguimos cenando tal cual...

Me quedo más con las palabras de Rajoy sobre los inmigrantes, el paro y demás. Que no han sido las más oportunas teniendo en cuenta el panorama económico que vivimos y la forma que tienen de contárnoslo. Y qué más querían algunos que echar mano de estas palabras (o palabrotas), sacarlas de contexto (quiero pensar que tal vez fue así), y el resto, pues bueno, viene solito. Si realmente la intención de sus palabras fue la que buena parte de los mortales entendieron, pues vaya, no pensaba que se podía llegar a pensar así, en estos tiempos que vivimos. Pero lo peor no es que esos comentarios vengan de quien vienen, lo peor es que al escuchar los comentarios del que me sirve el café por las mañanas, o de las señoras y señores entrevistados por la radio o por la tele, pues resulta para mi desconcierto (aunque no tanto, ya me temía yo algo), que van y le dan la razón. Lo más gracioso de todo es que luego todos decimos eso de "no, si yo no soy racista, pero ..."

Me quedo también con las iniciativas de la Unión Europea, que ahora quieren traer a los cerebros de los países en desarrollo, con una "tarjeta azul", que parece va a suponer la carta blanca para entrar en esta Unión... ¿de todos?. Vamos a ver, yo es que no lo entiendo. Digo yo que no es plato de gusto dejar tu casa, tus amigos, tu familia, tu restaurante favorito, tu universidad, tu novia, tu novio, tu balón de fútbol, tu sofá, tu televisión, etc, etc, etc, coger un avión, un cayuco o lo que sea, y pasarlas canutas para llegar y para vivir en un sitio donde no te enteras de nada al principio porque todo te suena raro, vamos, que te encuentras fuera de tiesto. Y parece que entre lo que ha dicho Rajoy y lo que opina el camarero que me sirve el desayuno, no parece que a muchos de los que viven con nosotros, y que son autóctonos (eso creen), las haga gracia compartir asiento en el bus, o nómina, o cartilla de la Seguridad Social, con esta gente. Vale, pues entonces, ¿por qué nos empeñamos en traernos a su gente cualificada , en lugar de promover en sus países políticas de verdad, pensadas de verdad en el desarrollo de su potencial económico, de su tejido productivo, etc, etc.? Porque supongo que si hay una alternativa y el personal con potencial puede desarrollarse, hay alguna posibilidad de que el país crezca. Y si se alcanza una estabilidad social, política y económica, tal vez los cayucos no fueran tan grandes. Incluso a lo mejor un día desaparecerían... Ojalá lo vean mis ojos.

En fin, no sé, que empiezas a juntar las noticias, y al final todo se mezcla, y te entran serias dudas de que alguien quiera resolver este asunto empezando por el principio, que es desarrollar los países de origen. Y al tiempo, por supuesto, aceptar que nosotros, Europa, somos un conjunto de vejestorios carrozones a los que no viene mal un poco de savia nueva, y que no estaría mal ser un poco honestos y proponer soluciones realistas, no parches electoralistas que no llevan a ningún sitio, más que a liarla más...

Para empezar a situarnos, no está mal leer las conclusiones del Foro.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Plan Estratégico de Administración y Gobierno Electrónicos (II)

Recientemente se ha aprobado el Segundo Plan Estratégico de Administración y Gobierno Electrónicos 2008-2010 de Gobierno Vasco. En la web euskadi.net está disponible la versión íntegra del documento.

El Gobierno Vasco viene trabajando desde hace varios años para dotarse de las herramientas y elementos comunes precisos que hagan posible la digitalización de sus servicios, la tramitación electrónica, y la atención multicanal al conjunto de la ciudadanía.

En este sentido, y tras sentarse las bases tecnológicas, metodológicas e instrumentales con el primer Plan Estratégico (PEAGe I), se adopta este PEAGe II, con el objeto de consolidar estos avances, garantizando la adecuación de su organización interna a las nuevas demandas y el trabajo en red con otros niveles de la Administración.
Los principios rectores de este nuevo Plan son:
-Liderazgo
-Red pública
-Administración proactiva
-Servicios de valor
-Transparencia
Sus líneas de actuación se centran en cuatro programas básicos que en conjunto desarrollarán 22 proyectos interrelacionados:
-Digitalización de los Servicios (dentro de ella se destaca el proyecto de despliegue de la firma electrónica)
-Gobierno a disposición de la ciudadanía (atención integral a la ciudadanía: Zuzenean)
-Nueva organización y cultura de trabajo
-Colaboración con otras Administraciones (Interoperabilidad)

Esperemos que las iniciativas contempladas en este Plan permitan consolidar los procesos de trabajo ya iniciados, alcanzando de esta forma una Administración plenamente orientada al ciudadano, interconectada con otras, y preparada a nivel interno y organizativo para asumir los nuevos retos que plantea el escenario de la administración electrónica.

martes, 16 de septiembre de 2008

Gestión del cambio: ¿asignatura pendiente?

Suelo observar en mi ámbito de trabajo, que uno de los aspectos más complicados en la ejecución de los proyectos suele ser la “interiorización” de los mismos en los equipos profesionales de la organización cliente. Y ello no tanto por su complicación técnica, organizativa o de ejecución, sino por el hecho mismo de su asimilación y entendimiento del mismo como una parte realmente necesaria del proyecto.

Después de meses desarrollando el proyecto, elaborando documentos, tratando con el equipo de trabajo asignado por la organización, resulta que a la hora de su aplicación generalizada, suele haber resistencias, en algunos casos de tal fuerza, que literalmente “tumban” el proyecto.

Puedo decir que en el último proyecto en el que he trabajado, se ha dado bastante importancia a la labor de “sensibilización” de los recursos humanos, integrándolos en el proyecto desde el principio como un eslabón vital para su éxito en condiciones de calidad y eficacia. Lo que no significa que no se hayan dado dificultades y hasta fracasos con algunas personas.

Pero esto no suele ser lo normal. Hablando con algunos colegas de otras compañías, el tema de la gestión del cambio no resulta fácil de ejecutar y sobre todo de valorar. Lo incluimos en las ofertas, todos somos conscientes de su importancia, pero a la hora de la verdad, no se ve muy claro en qué consiste. Y es que la gestión del cambio es como las buenas noticias, que están ahí pero no trascienden (por lo general); sencillamente, sus resultados van sembrando poco a poco en la organización, hasta que el objeto del proyecto (una aplicación informática, un nuevo planteamiento de procesos), queda indisolublemente ligado al hacer y ser de esa entidad.

En mi opinión y por la experiencia adquirida, entiendo que la gestión del cambio no se puede limitar tan sólo a unos manuales y unas cuantas sesiones de formación. Es necesario contar con personal específicamente dedicado a esta tarea, que preste un servicio personalizado a las personas afectadas por el proyecto, de manera que encuentren en la empresa prestadora del servicio una “cara amiga”, y no sólo a un grupo de personas que a priori, parece que han venido a complicarles la vida con nuevas formas de hacer, con lo bien que ellos estaban hasta ese momento.

Para que un proyecto tenga éxito después de meses y meses de trabajo, debe concederse particular atención a la actividad de gestión del cambio. Depende de cada organización el decidir su alcance y metodología, pero no debiera perderse de vista. Y para ello, los que primero se lo tienen que creen son las empresas que prestan el servicio.

domingo, 14 de septiembre de 2008

La experiencia del III FSMM.

Ha finalizado ya el III Foro Social Mundial de las Migraciones, celebrado durante cuatro días en Rivas Vaciamadrid. Y he tenido el placer y el privilegio de poder colaborar en su desarrollo, participando en que todo estuviera lo mejor posible para tantas y tantas personas que han intervenido.

Como siempre, el intercambio personal de ideas y experiencias con los asistentes, voluntarios y colaboradores, ha sido una de las mejores conclusiones. Siendo conscientes de que, como todo en esta vida, siempre se puede mejorar, lo cierto es que hasta la fecha, ha sido inmejorable ;-).

Después de encuentros de este tipo, donde gente de todos los rincones del planeta se juntan para intentar solucionar un poquito los problemas de este mundo (y da igual de dónde seas, cómo seas, a quién reces -o no-, con quién te acuestes, qué comas, a quién votes...), me siento pequeñita pequeñita, y me inclino ante todos los que he conocido, los que me han dicho que trabajan un montón de horas al día y después estudian en la Universidad. Cuando yo me quejo porque snif snif, ya se termina la jornada continua... Ante los que me han dicho que han huído de su país por una guerra, ante quienes confiesan que pensaban que esto de vivir en España era otra cosa, pero que siempre es mejor tener algún derecho que no tener ninguno... Y yo sin quitar el "no hay derecho" de mi boca, casi siempre por tonterías que finalmente se solucionan (después de años y años, pero bueno, eso es otra historia...). En fin, que me siento tan pequeña, que sostengo su mirada y me esfuerzo por no ruborizarme.

Me quedo boquiabierta cuando escucho los proyectos, tantas ideas tan bien ordenadas para poner en marcha pequeñas cosas que contribuyen a grandes proyectos personales: una nueva vida en un país extraño.

Me resulta curioso que un encuentro así, de ciudadanos y ciudadanas, de expresión vital de lo que muchos reclamamos y denunciamos, no haya tenido una mayor repercusión mediática. Que se haya resaltado sobremanera la dificultad para participar de quienes han sido retenidos en el aeropuerto o en quienes no han conseguido su visado. Y que no cuenten con más énfasis todo lo demás.

Que no cuenten que más de 2.500 personas hemos estado ahí para reivindicar un mundo sin muros. Sin muros de ladrillo, sin muros de palabra, sin muros legales, sin muros burocráticos, sin muros administrativos, sin muros sociales.

Hemos estado ahí para exigir no sólo a los políticos y a las instituciones, también para exigirnos a nosotros mismos, una actuación YA. Porque no es por ellos, ya que no son ellos, son un NOSOTROS. Porque TODOS estamos implicados, porque a todos nos afecta.

No sé si se conseguirá algo con este Encuentro. Me quedo con el intercambio de experiencias, con lo que yo voy a poder contar en mi entorno (familia, amigos, trabajo). Tal vez así consiga que a ese NOSOTROS se sume más gente. Ojalá.