miércoles, 29 de octubre de 2008

Grupo de Estudio sobre Derecho y Nuevas Tecnologías

A pesar de las malas relaciones que se suelen atribuir al mundo jurídico con respecto a la informática y las nuevas tecnologías, y sin estar muy segura si se trata o no de una leyenda urbana, quisiera aprovechar para daros a conocer el Grupo de Estudios sobre Derecho y Nuevas Tecnologías que desde hace ya unos años funciona en el Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Bizkaia.

Este Grupo forma parte de la red de agrupaciones de profesionales que con la periodicidad que cada uno determina, se reúnen con regularidad y organizan actividades diversas, cada uno sobre su tema específico.

En el caso de nuestro Grupo, su objetivo es estudiar el impacto jurídico que tienen las nuevas tecnologías. Resulta evidente que las nuevas formas de comunicación, de intercambio de información, de gestión de los procesos de trabajo, etc., que aportan las NTIC, generan a su vez una serie de incógnitas de índole jurídica que reclaman una reflexión en pos de soluciones para una mayor seguridad jurídica en nuestras transacciones y relaciones diarias.

Desde este punto de vista, el Grupo de Estudio se reúne el primer jueves de cada mes en la sede colegial, para analizar temas concretos, valorar propuestas y actividades, o simplemente atender consultas de los compañeros del Colegio.

Hasta la fecha, hemos realizado publicaciones en el Boletín Colegial y hemos organizado una primera sesión de trabajo sobre la Administración Electrónica, con la participación de especialistas de diferentes áreas de Gobierno Vasco y la Sociedad Informática EJIE.

Nuestros objetivos para los próximos meses es avanzar en la convocatoria de una nueva jornada sobre la e-administración a celebrar en la primavera de 2009, con participación de expertos procedentes de las instituciones vascas, así como publicar nuevos análisis en el Boletín Colegial que provoquen la reflexión de nuestros compañeros.

Para todos aquellos que no nos conocían hasta ahora, estamos a vuestra disposición para vuestras consultas y sugerencias. Os esperamos.

lunes, 27 de octubre de 2008

Incompetencia a raudales...

No quisiera que fuera así, pero intuyo que mi blog se va a convertir en un hervidero de quejas y descripciones de los sinsentido a que nos vemos expuestos los ciudadanos, bien sea de las administraciones públicas, bien de las empresas con quienes nos relacionamos.

En esta ocasión toca a las empresas de venta de muebles.

No tengo queja hasta la fecha de la atención en tienda, lo cierto es que es impecable, con una dedicación exquisita. Tampoco es que se puedan quejar, vamos hasta con planito, con ideas más o menos claras y no nos gusta dar la turrada. Para más regocijo del comerciante, en nuestra última adquisición, pagamos a tocateja. Pobres ilusos, pensamos que así iría mejor la cosa.

Pero no. La incompetencia a denunciar nos llega ahora desde Merkamueble.

Hemos comprado una mesa. Una simple mesa de centro para nuestro salón. Que en principio iban a tardar diez días, pero la cosa se alargó. Vale, tenemos asumido que jamás cumplen sus plazos. Aunque si yo hiciera lo mismo en mi trabajo ya tendría al cliente tocando a mi puerta pidiendo explicaciones.

Cuando acordamos un día, siempre con excelsa amabilidad, fijamos una hora. Circunstancias de la vida, pero tenemos la mala costumbre de ir a trabajar, más que nada para poder pagar estos muebles, así que no hay nadie en casa hasta la tarde. Ok, fijamos una hora. Y nos llama el montador ese día a ver si puede estar alguien en casa a las 12.00. A ver. Que si proponemos cambio de hora no es porque por la mañana estemos jugando al golf. Es que estamos trabajando. Que no hay nadie. Ok. Nos traen la mesa. Con más rayas que mi camisa, vamos, totalmente defectuosa.

Empieza aquí el periplo de llamar a ese teléfono de reclamaciones, que nos agobia con tecleos interminables de numeritos hasta llegar a contactar con una operadora que parece inhumana, sin tono de voz, sin alma, sin vida, que nos remite a alguien que nos llamará, no se sabe cuándo, para darnos una solución.

Si yo hiciera lo mismo en mi trabajo tendría serios problemas. ¿Tanto cuesta ser un poco eficaz, eludir la incompetencia, en la venta y entrega de muebles? Porque es que lo peor es que es algo recurrente en todas las conversaciones de quienes se encuentran en la fase de amueblar el piso. Y esto, queridos amigos, tiene repercursiones en la sanidad pública, porque al menos yo cada día me enciendo más porque no parece haber nadie que tome cartas en el asunto.

De nuevo, si hay alguien en la red que tenga una solución a esto, que lo comparta por favor. Las soluciones que a mí se me ocurren no son políticamente correctas, en mi actual estado de perplejidad y cabreo.

viernes, 24 de octubre de 2008

Un mar de mentiras para llegar a la Verdad

Parece paradójico pensar que sea necesario aceptar realidades falsas y equivocadas para obtener supuestas verdades. Esta ha sido la misión de la Física desde que la Humanidad la concibió: Crear modelos falsos para explicar la compleja realidad que nos rodea. Como decía un ilustre profesor de Óptica de mi universidad: "La Física es el arte de aproximar (o mentir)".

Serían innumerables los paralelismos que se podrían encontrar en la vida cotidiana en multitud de ámbitos: Personal, profesional, político, etc. ¿Quién no ha dicho una mentira piadosa para lograr un objetivo con mayor facilidad? Pues aunque este comportamiento humano sea sin duda poco ético, en la Física resulta totalmente necesario.

La labor de la Física es explicar el funcionamiento de la realidad que nos rodea que, por gracia o por desgracia, siempre es muy pero que muy compleja. Un físico analiza el problema, lo descompone en piezas más sencillas y (según su criterio) independientes, hace un modelo matemático de cada una de las piezas anteriores y las vuelve a componer para comprobar si lo que ha obtenido funciona igual que lo que ve.

Uno de los ejemplos más sobresalientes conocido por todos es la búsqueda de una explicación al movimiento de los planetas y otros astros en el Universo. Newton y Einstein son los nombres que a todos se nos vienen a la cabeza.

Por motivos puramente prácticos alguien hace muchos muchos siglos introdujo el concepto del espacio (somos animales territoriales) y del tiempo (el día, la noche, las estaciones nos condiconan). Nadie sabía muy bien de dónde surgían y qué era eso del espacio y del tiempo, pero todo el mundo los utilizaba y aceptaba como algo completamente normal.

Euclides desarrolló una Teoría de la Geometría del espacio real donde vivimos sin saber realmente qué era. Newton propuso una Teoría para el movimiento de los planetas y de la Tierra en torno al Sol sin definir rigurosamente el espacio y el tiempo que aparecía en sus ecuaciones.

Sin embargo, Newton tuvo la osadía de aceptar (sin tener la menor evidencia de ello) la existencia de un espacio fijo, absoluto, estático e independiente del tiempo en el que toda la realidad acontecía. Ésta era la gran mentira aceptada por Newton para lograr dar una explicación al movimiento de los planetas. Y lo más gracioso es que su Teoría era satisfactoria aún sabiendo que algo de base no estaba bien.

Nadie había definido el espacio pero todo el mundo sabía medir. Nadie había definido el tiempo pero todo el mundo conocía la hora. Newton no había visto nunca un punto fijo en el Universo y, sin embargo, aceptó que existía, y utilizaba el tiempo y el espacio a su antojo y todo iba bien.

A nadie le importaba qué eran exactamente el espacio y el tiempo mientras todo funcionara. Pero llegó un momento en que algo nuevo no encajó y hubo que replantearse muchas cuestiones.

Muchos antes que Einstein (fundamentalmente el matemático Bernhard Riemann) se dieron cuenta de que si se estudiaba el concepto de Espacio con más rigor se podían encontrar otros espacios diferentes del que la humanidad había asumido hacía muchos siglos. ¡Quién sabía si alguno de éstos podrían ser el espacio que ocupaba nuestra vida diaria!

Einstein fue mucho más allá y partiendo del hecho de que no existía un punto fijo en el Universo (negaba la gran mentira de Newton), descubrió que el espacio y el tiempo estaban interconectados, eran curvos, no existía espacio sin tiempo y viceversa, y otra serie de afirmaciones que aún hoy a muchos nos resultan de lo más impactantes.

Lo curioso de la Teoría que construyó Einstein es que no sólo explicaba el movimiento de los planetas de Newton sino que también explicaba otros muchos fenómenos que no conseguía explicar ninguna otra teoría.

Pero, ¿es la Teoría del Espacio-Tiempo de Einstein otra gran mentira de la Física previa a la gran Verdad Final? Nadie lo sabe. Lo único que podemos afirmar es que todavía nadie ha demostrado que ésta falle. Como contrapartida tenemos una "Teoría Más Correcta" que está más alejada de nuestra experiencia sensorial diaria y que, por tanto, es más difícil de asumir y transmitir.

martes, 21 de octubre de 2008

Vuelva usted mañana...

Por circunstancias que no vienen al caso, se produjo un error en la inscripción de nuestro reciente matrimonio en el Registro Civil. Tras iniciar el oportuno procedimiento de rectificación (y convencer a los funcionarios de turno de la naturaleza del error, un asunto básico de Primer Año de la carrera de Derecho) en el Registro Civil de nuestro lugar de residencia, contacto con el Registro donde se inscribió el matrimonio para interesarme por el estado del procedimiento, y me comunican que ya se ha resuelto y remitido para mi notificación al Registro del pueblo de residencia.

Así que espero un tiempo prudencial (entendiendo debidamente y en su contexto el sentido de “prudencial”, esto es, en la administración de justicia), y puesto que no tengo noticias, llamo al Registro de mi lugar de residencia para interesarme por el tema y saber si les ha llegado ya. La funcionaria, muy amable, toma nota del teléfono móvil y se compromete a llamarme tan pronto reciban la notificación.

De nuevo sigo esperando.

Y espero.

Y como sigo sin tener noticias, aprovechando un día de vacaciones me persono en este Registro (cerca de casa, menos mal), para interesarme, otra vez, por mi notificación. Y a la funcionaria se le ilumina la cara cuando tras contarle mi periplo (desde agosto, y estamos ya a finales de octubre), me ubica en su ¿montón? de papeles. Total, que paso a las oficinas del Registro, y siempre con mucha amabilidad, me prepara el escrito de notificación para remitir al Registro de inscripción, comentando entre tanto que claro, al no tener mi número de teléfono (?), no podía localizarme, y tenía mi notificación como urgente sin saber cómo hacérmela llegar (??). Bueno bueno, no pasa nada, digo yo un tanto confusa. Finalmente firmo la notificación y todo parece que va a seguir su curso. Aunque lo más curioso del asunto fue que antes de irme y reiterar la funcionaria su agradecimiento por haberme pasado por allí, hete aquí que descubre mi número de teléfono apuntado en un post-it pegadito en la pantalla de su ordenador. “Vaya”, dice ella, “un despiste”. Y sonríe levemente.

En fin, creo que no merece la pena comentar nada más. Aunque siempre me quedará la duda de qué hubiera pasado si no me hubiera acercado por allí. Porque hasta donde alcanzan mis neuronas, las notificaciones se suelen hacer por correo, o personándose el funcionario de turno en el domicilio. Hasta ahora nunca me habían dicho que fuera necesario facilitar un número de teléfono para que me pudieran notificar … Tal vez algún bloggero sepa de esto y me pueda aclarar algo. Yo sigo sin entenderlo…

miércoles, 8 de octubre de 2008

Administración Electrónica

Progresos hacia la Administración Electrónica

Suelo leer con interés el blog de Administraciones en Red, un espacio que me resulta atractivo no sólo por su contenido sino por los comentarios y participantes, tanto para aprender yo cada día más acerca de esto de los blogs, como para investigar lo último en administración electrónica, adaptación de la administración al (con)vivir con las nuevas tecnologías, etc.

Me ha resultado atractiva la referencia a las jornadas organizadas desde la Junta de Castilla y León para orientar a las entidades locales en su adaptación a los requerimientos de la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos; una disposición que dibuja un horizonte apasionante por lo que tiene de novedoso, pero al mismo tiempo presenta un panorama árido de asumir, no sólo por ausencia de los conocimientos técnicos precisos, sino por la avalancha de cambio organizativo que implica y especialmente por la vaguedad de los términos, la ausencia de un saber qué y cómo. Es decir, que todos sabemos que hay que tener una sede electrónica, por ejemplo, o que vamos a tener notificaciones telemáticas, por poner otro; pero a la hora de profundizar en sus características técnicas y jurídicas, a la hora de abordar la casuística que puede suscitarse, pues en fin, no siempre resulta sencillo arrojar una solución. Aunque bien pensado, esta situación también tiene "su aquel" de apasionante, ya que se presta al estudio, a la investigación, al intercambio de ideas...

Estas jornadas que he citado son una aproximación más, buscando limar asperezas y provocar ese intercambio. No estaría mal que en Euskadi se promoviera algo por el estilo, si es que no ha habido algo ya, y me lo he perdido...

viernes, 3 de octubre de 2008

De nuevo, el Foro Social Mundial de las Migraciones

Cuando aún no ha transcurrido siquiera un mes desde el encuentro celebrado en Rivas Vaciamadrid, con ocasión del III Foro Social Mundial de las Migraciones, la revista Frontera Cero publica su número 5 dedicándolo íntegramente a los resultados de esta cita, tan significativa.

Digo tan significativa porque curiosamente, al finalizar la misma se han dado una serie de noticias sobre el asunto de la inmigración que han captado la atención de los medios. No me voy a quedar con la más reciente, la del cayuco gigante con cientos de personas, que han provocado reacciones temerosas cielosytierraquelospróximosvienenentrasatlantico, en lugar de ponerse, un momentito siquiera, en el lugar de estas personas. Y lo peor no es eso. Lo peor es que a muchos ya ni les conmueve, y seguimos cenando tal cual...

Me quedo más con las palabras de Rajoy sobre los inmigrantes, el paro y demás. Que no han sido las más oportunas teniendo en cuenta el panorama económico que vivimos y la forma que tienen de contárnoslo. Y qué más querían algunos que echar mano de estas palabras (o palabrotas), sacarlas de contexto (quiero pensar que tal vez fue así), y el resto, pues bueno, viene solito. Si realmente la intención de sus palabras fue la que buena parte de los mortales entendieron, pues vaya, no pensaba que se podía llegar a pensar así, en estos tiempos que vivimos. Pero lo peor no es que esos comentarios vengan de quien vienen, lo peor es que al escuchar los comentarios del que me sirve el café por las mañanas, o de las señoras y señores entrevistados por la radio o por la tele, pues resulta para mi desconcierto (aunque no tanto, ya me temía yo algo), que van y le dan la razón. Lo más gracioso de todo es que luego todos decimos eso de "no, si yo no soy racista, pero ..."

Me quedo también con las iniciativas de la Unión Europea, que ahora quieren traer a los cerebros de los países en desarrollo, con una "tarjeta azul", que parece va a suponer la carta blanca para entrar en esta Unión... ¿de todos?. Vamos a ver, yo es que no lo entiendo. Digo yo que no es plato de gusto dejar tu casa, tus amigos, tu familia, tu restaurante favorito, tu universidad, tu novia, tu novio, tu balón de fútbol, tu sofá, tu televisión, etc, etc, etc, coger un avión, un cayuco o lo que sea, y pasarlas canutas para llegar y para vivir en un sitio donde no te enteras de nada al principio porque todo te suena raro, vamos, que te encuentras fuera de tiesto. Y parece que entre lo que ha dicho Rajoy y lo que opina el camarero que me sirve el desayuno, no parece que a muchos de los que viven con nosotros, y que son autóctonos (eso creen), las haga gracia compartir asiento en el bus, o nómina, o cartilla de la Seguridad Social, con esta gente. Vale, pues entonces, ¿por qué nos empeñamos en traernos a su gente cualificada , en lugar de promover en sus países políticas de verdad, pensadas de verdad en el desarrollo de su potencial económico, de su tejido productivo, etc, etc.? Porque supongo que si hay una alternativa y el personal con potencial puede desarrollarse, hay alguna posibilidad de que el país crezca. Y si se alcanza una estabilidad social, política y económica, tal vez los cayucos no fueran tan grandes. Incluso a lo mejor un día desaparecerían... Ojalá lo vean mis ojos.

En fin, no sé, que empiezas a juntar las noticias, y al final todo se mezcla, y te entran serias dudas de que alguien quiera resolver este asunto empezando por el principio, que es desarrollar los países de origen. Y al tiempo, por supuesto, aceptar que nosotros, Europa, somos un conjunto de vejestorios carrozones a los que no viene mal un poco de savia nueva, y que no estaría mal ser un poco honestos y proponer soluciones realistas, no parches electoralistas que no llevan a ningún sitio, más que a liarla más...

Para empezar a situarnos, no está mal leer las conclusiones del Foro.