miércoles, 14 de marzo de 2012

Jumbol, el limaco amarillo

La Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR www.cear.es), en colaboración con Los Scribas, relanza un libro ilustrado infantil con ocasión del Día Internacional contra el Racismo (http://www.eitb.com/es/audios/detalle/820701/las-aventuras-jumbol-limaco-amarillo/).
 
El libro, diseñado como material educativo de lectura para peques de 4-9 años, busca transmitir los valores de respeto al diferente y de no discriminación hacia las personas de origen diverso. Da así respuesta a las noticias alarmantes de los últimos trimestres que, apoyadas en informes de las Defensorías del Pueblo, confirman que “actualmente más de un 30% del alumnado de enseñanza secundaria prefiere no tener compañeros de clase inmigrantes”. Estos informes inciden en la urgente necesidad de nuevos materiales educativos que ayuden a madres, padres y educadores en la tarea de transmitir a los peques esos valores de igualdad entre diferentes.  Por ello el libro infantil ha añadido a sus páginas una Guía de Lectura con claves de educación en valores y transformación social. (Véase el proyecto origen de esa guía en http://www.slideshare.net/Scribas/2011-12-proyecto-jumbol-difusion-cear-pp-tminimizer).
 
El libro, titulado “El gran viaje de Júmbol, el limaco amarillo”, tiene como protagonista a una babosa amarilla que decide recorrer el mundo (véase www.jumbol.es). En sus viajes se topa con seres de diferentes colores y diferentes formas, a quienes conoce y aprende a respetar. También descubre en sus viajes que su huella amarilla transforma los lugares por los que pasa (los países azules se convierten en espacios verdes; los países rojos se vuelven naranjas). Ello le lleva a preguntarse que si un limaco amarillo puede transformar el mundo, ¿por qué no una niña? ¿Por qué no un niño? ¡Sólo es necesario atreverse!
 
Júmbol, el limaco amarillo, es un antihéroe que fascina a las niñas y niños que ya le conocen. Diferentes medios de comunicación han alabado el gran potencial del libro como material educativo contra el racismo y la xenofobia, y como material idóneo para la educación intercultural de niñas y niños de diferentes edades y procedencias. Entre estos medios, mencionamos aquí a la SER, que recomendó el libro en su programa “A vivir que son dos días”; a Radio Euskadi, que dedicó uno de sus programas “Graffiti en rojo” a comentar el proyecto; y al diario El Correo, que cerró el año 2011 publicando el 31 de diciembre una noticia a página completa con el titular “Un cuento para dejar huella”.

Sirva este post para animaros a adquirir un ejemplar de este libro, cuyos beneficios serán destinados a Programas de Apoyo a Personas Refugiadas e Inmigrantes.
 
Los ejemplares pueden adquirirse directamente en las delegaciones de CEAR en Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Sevilla y Valencia. Asimismo pueden obtenerse a través de Amazon.es, o mandando un correo electrónico a rosabel.argote@cear.es, que será respondido con los pasos concretos para realizar el pago y recibir los libros.
 
No duden en ponerse en contacto con nuestro equipo para cualquier duda o aclaración (pueden escribir a rosabel.argote@cear.es; o llamar al 647 200 959).
 
Os enviamos entretanto un saludo “amarillo”.

jueves, 8 de marzo de 2012

Flipo

Sin que sirva de precedente, mi marido y yo hemos podido ver el telediario de la noche sentados como personas normales es en el sofá, sin niñas de por medio, ni tetas a medio salir alimentando a bebés insaciables.

Y en el escaparate de noticias que se nos ha presentado, sin duda han sido dos las que nos han llamado la atención, porque son tan absurdas, tan incomprensibles, tan esperpénticas en los tiempos en que vivimos, que una se para a pensar si realmente no nos merecemos todo lo que está pasando, o es que sencillamente nos hemos vuelto gilipollas.

La primera de estas noticias informa que las clínicas de cirugía estética están haciendos el agosto porque la gente en paro se está dejando los ahorros en ponerse guapos pensando que así van a tener trabajo. Vamos a ver. Vamos a ver. Que a estas alturas de la película sigamos haciendo de la imagen y el aspecto físico la panacea a todos los males me resulta cuando menos, patético. Y tanto más cuanto que los dos ejemplos que se muestran son de mujeres, lo que resulta un poco frustrante en pleno día internacional de la mujer trabajadora.

Es una lástima que sigamos dando más importancia a la apariencia física sobre el intelecto, sobre la capacidad de convencer al otro por nuestras habilidades, que al fin y al cabo son las que nos permiten trabajar mejor. Porque si no vas a ser modelo, actriz o concursante de Gran Hermano, la verdad es que me parece que es tirar el dinero.

La otra noticia mostraba a un rebaño de energúmenas zumbándose de lo lindo para arramplar con modelitos de noséqué firma italiana de super lujo que había tirado los precios por los suelos para llegar también a la plebe, que no van a ir siempre con ropa del Kiabi, por favorrrrrrrrrrrrrr. Esto era aún más patético que lo de la estética. De nuevo, montonazo de mujeres de todas las edades, esquivando golpes, acumulando cajas que sostenían con todas las partes de su cuerpo, celebrando sus capturas ante el periodista.

Yo no sé cómo tienen la vergüenza de sacar estas noticias con la que está cayendo. O a lo mejor lo hacen adrede, no sé si para calmar los ánimos y pensar que no todo está tan mal (si no, que alguien me explique cómo nos lo montamos para mandar a siete mil personas a Manchester, gastándose un pastón. Luego no tenemos para lo verdaderamente importante, claro). O simplemente para llamarnos idiotas a la cara y decir que sí, que tenemos lo que nos merecemos por aborregarnos con tonterías en lugar de salir a la calle a protestar.

La mujer trabajadora

2.30 a.m. June se despierta. Como siempre, apenas se la oye, más bien se la intuye. La pongo al pecho.

2.35 a.m. Leire tiene una de sus pesadillas, grita como si la mataran, me llama a voces. Riesgo extremo de despertar al vecindario. Y yo, con la teta fuera. Agus se despierta y me pregunta si puedo ir. Claro, con June colgando...

2.40 a.m. Me siento en la cama de Leire, con June colgada a mi teta. Leire duerme plácidamente y June se tira una hora enganchada.

3.30 a.m. Vuelvo a la cama. Agus ha seguido dormido. Una bendición la capacidad de abstracción del sexo masculino...

3.45 a.m. Leire vuelve a tener una pesadilla. Le echo un rapapolvo que ella asume en su letargo y no vuelve a dar la paliza en toda la noche.

6.00 a.m. June se vuelve a despertar. Otra vez a la teta. No puedo más y cuando termina la meto a la cuna despierta. La pobre se duerme solita. Es un ángel (esto se llama masoquismo...).

6.45 a.m. Suena el despertador. Preparamos todo para llevar a June a casa de mis padres.

7. 20 a.m. Despierto a Leire y empieza la contrarreloj para llegar a tiempo al cole: cambiamos el pañal, preparamos el desayuno, desayunamos, volvemos a cambiar el pañal, nos vestimos y volvemos a vestir (está en la etapa de yolohagotodoynocambiesnadadesitioquememosqueo). Agus se ha olvidado el móvil y le cojo un par de recados urgentes que le han llegado con el what's up.

8.20 a.m. Salimos pitando de casa, la subo al coche y llegamos al cole cantando Sorgina Pirulina y Olentzero Buru Haundia.

8.30 a.m. Leire se queja "cole no" pero no hay compasión. La dejo en el cole sin más consuelo que un beso fugaz. Dejo la silla de paseo en la lonja para que la recojan por la tarde.

8.35 a.m. Salgo del cole y a coger la A-8 para llegar al curro. Hoy toca Zamudio.

9.15 a.m. Me siento en mi puesto de trabajo, hoy poco atasco.

10.30 a.m. Voy a extraerme la leche. Imposible concentrarse en el tema, sentada en el retrete mientras todo el mundo entra y sale del cuarto de baño. Y yo, al son del ñikiñiki del sacaleches.

10.45 a.m. Vuelvo a mi puesto de trabajo. Llamadas, informes, cruce de correos. Llamo a mi madre a ver qué tal está June.

13.30 p.m. De nuevo al momento "ordeñe".

14.10 p.m. Salgo del curro.

14:45 p.m. Aparco el coche cerca de casa para la vorágine del día siguiente. Cojo el huevito de June y me acerco a casa de mis padres.

ME ENCUENTRO UN ESTUPENDO RAMO DE FLORES DE MI MARIDITO. Hoy es nuestro aniversario de boda.

15.00 p.m. Como, doy el pecho a June, y salgo para el pediatra.

16.00 p.m. Visita al pediatra. Estamos en plena crisis de lactancia.  La peque está como un ternero y me dicen que me lo tome con calma, que está todo en orden.

17.30 p.m. Vuelvo a casa de mis padres. Dejo un momento a las dos peques para hacer unas compras en el super, y recoger el regalo de Agus, que hoy es nuestro aniversario.

18.30 p.m. Con ayuda de mi padre vuelvo a casa con las dos niñas.  Y menos mal, que sin su ayuda no sé qué haría...

19.00 p.m. Zafarrancho de combate para preparar la noche: recoger todo, preparar ropa para el día siguiente, poner pijamas-cremas-vitaminas a las peques. Doy de cenar a Leire, la duermo y luego me pongo manos a la obra con June.

21.00 p.m. Llega Agus a casa. Las niñas ya están dormidas y con la tripa llena. Cena lista, con pastelitos y helado (lo dicho, es nuestro aniversario). Agus friega y sirve la cena. Un solete.

23.00 p.m. Volveré a dar teta a June. 

23.30 P.M. Me acostaré. Desisto de la ilusión de dormir más de tres horas seguidas. A ver qué pasa esta noche.

Y así, un bucle hasta que tengan 40 años o así...

Feliz día de la mujer trabajadora :-)

lunes, 5 de marzo de 2012

¿Adiós papel adiós?

El pasado 15 de febrero me reincorporé a mi puesto de trabajo, lo que dadas las circunstancias actuales, puede considerarse toda una proeza. Como dijera Julio Iglesias con ese buen hacer suyo, me encontré con que "la vida seguía igual", en cuanto que muchos de los temas que dejé de aquella manera con mi baja precipitada y sin alevosía, seguían más o menos igual.

Sin embargo, he de decir que me ha sorprendido gratamente el encontrarme con progresos en dos ámbitos que me llenan de satisfacción, ambos dos relacionados con el mundillo de la Administración Electrónica. Por un lado, el desarrollo de toda una suerte de trámites electrónicos que se pueden gestionar de tal manera por el ciudadano desde el sitio web de Etxebide. Y por otro lado, un proyecto liderado desde la Sociedad Informática de Gobierno Vasco en el marco del proyecto Dokusi, para eliminar el papel en la fase de registro mediante la digitalización de los documentos presentados, también en el ámbito de Etxebide, de tal forma que el nuevo soporte electrónico revista la misma garantía jurídica que su predecesor en papel.

Este último proyecto me resulta particularmente interesante. Ya que si algo tiene de revolucionario esto de la e-administración, es el conseguir una mesa de funcionario sin montañas de papel, sin más aliado que un lustroso PC, así como una ciudadanía responsable y capaz de asumir la realización de sus trámites otorgando su confianza a estos nuevos formatos.

Todas las personas implicadas en este proyecto somos conscientes de lo que esto supone, y que como todo cambio requiere un esfuerzo importante por sus destinatarios. Pero nos invado un halo de optimismo ilusionante, esperando que su lanzamiento tenga frutos atractivos para su expansión a otros ámbitos de la actividad administrativa.

Ya iremos contando qué sale de todo esto. Pero vamos, de momento el retorno está siendo muy interesante.