lunes, 28 de febrero de 2011

¿Rouco Varela sí está en Facebook?

El señor Rouco Varela dice que las redes sociales son nocivas para nuestra juventud. Que llevan a una vida vacua en la que "todo vale".

Como siempre digo, va por delante que soy católica (que no borrega. Vamos, que pienso de vez en cuando :-). Y por delante también que me sorprende que se haga este comentario, puesto que no son pocos los miembros del clero, muchos ya incluso bien entrados en años, que se desenvuelven con alegría y hasta me atrevería a decir que con insolencia, en el mundo de las nuevas tecnologías, Internet, e incluso las redes sociales. Y es que poder descargarse una Pastoral en un pis-pas, es la bomba.

Yo estaría muy tranquila si verdaderamente esta sociedad del "todo vale" en la que estamos inmersos desde hace ya unos cuantos años, fuera culpa de las redes sociales. Si la vacuidad de la existencia de muchas personas, y no sólo de los más jóvenes, fuera responsabilidad del Feisbuk, del Tuenti, del Twitter, o de vaya usted a saber. Porque entonces a lo mejor, hasta se podría hacer algo. Pero es que el problema es mucho más profundo. La crisis de valores en la que estamos inmersos nace en lo más hondo de nuestra sociedad de consumo, y esa vacuidad, ese "todo vale", lo vemos diariamente en nuestros centros comerciales, en las paradas del autobús, en los centros escolares... Y en tantos y tantos sitios...

Los reduccionismos siempre son malos. Porque no dejan pensar. Porque no dan pie a la crítica. Las redes sociales, Internet en general, pueden resultar de una gran utilidad en muchos terrenos, incluida la educación de nuestra chavalería. Pero para eso hace falta gente que le eche ganas, paciencia y que esté motivada. Y de eso andamos escasos, porque lo del "todo vale" se junta con "el que venga detrás, que arree", y claro, se va haciendo una bola y al final no hay quien la mueva.

Seamos constructivos con el progreso. Si con Internet puedes descargarte una Pastoral, quién sabe, a lo mejor las redes sociales pueden servir de canal innovador para evangelizar y mostrar la otra cara de la vida cristiana, esa que nos enseñan día a día los sacerdotes de a pie. Algunos de ellos ya tienen su blog, así que... todo es empezar.

Condena de CEAR ante los últimos acontecimientos en el norte de África y Oriente Medio

Por seguir haciendo ruido sobre este tema, más allá de la bajada del límite de velocidad y demás historias, transcribo la nota de prensa de CEAR en torno a estos acontecimientos que parece que en nuestro ¿primer? mundo sólo tienen un calado económico. Al menos, en mi entorno más cercano, sólo oigo hablar de la subida de la gasolina, no del sufrimiento de personas. Enfins,...

Ante las revoluciones democráticas en el norte de África y Oriente Medio, y la represión desatada

CEAR condena las violaciones a los derechos humanos y recuerda a la UE su responsabilidad con las personas refugiadas

Los levantamientos populares exigiendo libertades, que se están produciendo en países de todo el norte de África y Oriente Medio, han provocado violentas reacciones en los respectivos gobiernos. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado quiere, en primer lugar, condenar la represión que ha causado ya miles de muertos y heridos en todo el área, y una situación generalizada de persecución a amplios sectores sociales, grupos políticos opositores y otras minorías, especialmente graves en el caso de Libia.
 
Los ataques sistemáticos y generalizados contra la población civil podrían constituir  crímenes contra la humanidad y, en consecuencia, exigimos una investigación internacional para iniciar procedimientos judiciales contra sus responsables. El pasado 22 de febrero, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha señalado que los ataques militares contra los ciudadanos desarmados “podrían constituir crímenes contra la humanidad.”
 
CEAR quiere recordar que las personas que huyen en estos momentos de países como Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Yemen o Bahrein, porque sus vidas corren peligro como consecuencia de la acción de gobiernos represores, tienen derecho a recibir protección en un estado seguro, según el Derecho internacional y la legislación española.

Muchos seres humanos se han visto ya obligados a huir y es previsible que muchos más tengan que hacerlo en poco tiempo. De hecho, personas refugiadas libias y tunecinas ya han llegado a costa italiana, y, dependiendo de la evolución de los acontecimientos, pronto podrían llegar más al conjunto de la frontera sur de la Unión Europea. Las instituciones comunitarias han demostrado hasta el momento una mayor preocupación por la estabilidad regional, el abastecimiento de petróleo y gas, y la contención de los migrantes. Los muros físicos y jurídicos de la frontera sur europea no deben impedir a estas personas el ejercicio de su derecho fundamental a solicitar protección y asilo.
 
CEAR reclama al gobierno español y al conjunto de la Unión Europea que asuman su responsabilidad con la Convención de Ginebra para los Refugiados, y que dispongan las medidas necesarias para acoger dignamente a la población refugiada que pueda llegar a  su territorio. Es preciso recordar que la UE tiene previsto un mecanismo legal de asistencia inmediata en casos de afluencia masiva, la directiva de protección temporal[1], que ya se ha incorporado a las normativas de los países miembro, entre ellos España[2].
 
 
 
[1] Directiva 2001/55/CE del Consejo, de 20 de julio de 2001, relativa a las normas mínimas para la concesión de protección temporal en caso de afluencia masiva de personas desplazadas y a medidas de fomento de un esfuerzo equitativo entre los Estados miembros para acoger a dichas personas y asumir las consecuencias de su acogida.
[1] Real Decreto 1325/2003, de 24 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento sobre régimen de protección temporal en caso de afluencia masiva de personas desplazadas.

viernes, 25 de febrero de 2011

El fruto de nuestro egoísmo

Algo está pasando en el mundo árabe. No tengo todas las informaciones, pero intuyo, supongo, que no es algo repentino ni espontáneo. Entiendo que es algo que viene de atrás, algo que se ha ido gestando, madurando con el paso del tiempo, con el cúmulo de situaciones que se han ido dando, con todas las circunstancias que rodean a este mundo en el que vivimos.

Cuando hoy los telediarios incrementan sus audiencias mostrando las últimas imágenes de Libia, y algunos amarillean el asunto contando como porteras las excentricidades de Gaddafi, no son pocos los que quieren sacar pecho y denunciar escandalizados lo que definen como un genocidio y una escalada intolerable de violencia.

Suponiendo que lo sea, ¿quién es el responsable? ¿sólo Gadafi, por ordenar disparar a sus esbirros y mercenarios? Permitidme que lo dude. A lo mejor habría que preguntar a los Jefes de Estado de la Unión Europea, en esas comidas y esas fotos de familia en las que hemos visto años antes al Muammar. ¿Es que por aquel entonces no había desmanes en Libia? ¿Acaso entonces la libertad campaba a sus anchas por las calles de Trípoli? 

A lo mejor las lágrimas de cocodrilo de nuestra sociedad occidental no llore tanto a los muertos norteafricanos, sino al petróleo y al gas que ahora escasea, que sube de precio, que nos fastidia los planes de un consumo desbocado descontrolado pese a la crisis, y que se resiste a cambiar pese a los tirones de orejas que nos vienen dando desde hace casi cinco años.

A lo mejor nuestros dirigentes no están condenando firmemente la barbarie contra quienes defienden su libertad y la justicia, sino más bien están temblando ante la más que previsible avalancha de personas que huyen del terror, de la miseria, y buscan algo mejor, dentro de Europa, por pillarles más cerca. Y es que, tiene gracia la cosa (por decir algo), qué cerca estamos nosotros del espanto, y qué cerca ellos del exceso y del oropel. Y, sin embargo, cuán lejano se nos antoja.

No nos engañemos. Todos somos responsables de lo que está pasando. Con nuestro egoísmo, con nuestro consumismo insaciable, con nuestra codicia, estamos colmando el vaso. Formular documentos de condena, aprobar sanciones vacuas y meramente institucionales, cerrar fronteras, no soluciona absolutamente nada, sólo pone parches a una situación que es insostenible, insisto, por nuestro egoísmo. Y no sé si estamos a tiempo de reaccionar para evitar que el barco se hunda, porque la reforma que hay que hacer es profunda, larga y en absoluto sencilla. Y lo que es más, no la pueden hacer nuestros políticos, requiere el compromiso de todos. A ver qué pasa.

jueves, 24 de febrero de 2011

Los pensantes informáticos y los funcionarios scribas

El pasado lunes me llamaron "pensante informática". A lo largo de mi vida profesional me han llamado muchas cosas, generalmente buenas a Dios gracias, y esto hubiera quedado en lo anecdótico si no fuera porque a ello se añadió la coletilla de que estos pensantes, no hacemos caso a los usuarios ni les tenemos en cuenta cuando diseñamos las aplicaciones.

A mí estos comentarios me hierven la sangre y me ponen de muy mala uva, sobre todo cuando para llegar a la aplicación que estoy explicando ahora hemos tenido un sinfín de reuniones con los usuarios, desmemoriados ellos, hemos cambiado un centenar de veces (o más) los criterios y esquemas de organización a petición suya, y hemos tenido sesiones de presentación previa de pantallas, pruebas iniciales y conversaciones para consolidar el arranque del nuevo proceso.

Entiendo perfectamente que la casuística es, muchas veces, inabarcable, y que por muchas reuniones que tengamos, siempre quedarán aspectos sin cubrir. Puedo llegar a entender también, haciendo un esfuerzo, que el trabajo del día a día puede resultar, si no asfixiante (no les veo que dejen la escapadita a la calle para el café), sí tedioso, y que tener que darle más veces a la tecla puede llegar a exasperarles. Pero por lo que no paso es que nos tomen por el pito del sereno (con perdón), y que no asuman su parte de responsabilidad en el trabajo que están haciendo, culpando a las nuevas tecnologías de los problemas organizativos que les asolan.

Porque por lo menos en mi equipo de proyecto, todo se hace con el usuario, y no tiene sentido trabajar si no contamos con su participación desde el origen: para detectar necesidades, para presentar los avances, para asistirle en el arranque. Intentamos tener una visión global, que no quede sólo en "la aplicación de marras", sino que contemple todos los flecos organizativos que implica, para que se tomen las medidas oportunas (cambios normativos, nuevos procesos internos, nuevas herramientas y soportes de trabajo...). A lo mejor nuestro error reside precisamente en eso, en que somos tal vez demasiado pegajosos con los usuarios, y luego "nos cogen la sobaquera".

De todas formas, y aunque así fuera, desde aquí hago una llamada de atención a los organizadores de todo el proceso de administración electrónica, para que vayan tomando nota de lo que se van a encontrar en las galeras de los diferentes departamentos de la administración. Ya que el cambio de chip será arduo y requerirá algo más que un plan de formación y muchas reuniones. Va a hacer falta mano izquierda, y muchas horas junto a ellos en el día a día, para ir depurando necesidades, casuísticas, y recelos con las nuevas tecnologías. 

Y ya sé que esto lo he dicho más veces. Pero es que me pasa con tanta frecuencia que no me queda otra que ser un poco pesada con este asunto...

lunes, 21 de febrero de 2011

IV Jornadas sobre Administración Electrónica

El próximo 3 de marzo tendrá lugar, en horario de 9.30 a 13.40, en el Salón de Actos del Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Bizkaia, las cuartas jornadas sobre Administración Electrónica. Para nosotros, como grupo organizador (Derecho y Nuevas Tecnologías, adscrito al Colegio), es un placer poder disfrutar de nuevo de las reflexiones y puntos de vista de los ponentes invitados, de Gobierno Vasco, la Agencia Vasca de Protección de Datos, EJIE, IZENPE, y en esta ocasión, también de Osakidetza y Osatek.

Dando continuidad a las sesiones de años anteriores, conversaremos sobre las acciones que se están llevando a cabo a nivel institucional para poner en marcha este apasionante reto en la Comunidad Autónoma Vasca, tocando los dos palos, el técnico y el jurídico, que indefectiblemente debe ir de la mano. Todo ello aderezado con las preguntas y reflexiones de los asistentes, que esperamos sean muchas y muy interesantes.

Para más información, pulsad AQUÍ. Aunque más abajo os adelantamos el programa propuesto.

Os esperamos.


Orden del día:
09:30 Apertura-Presentación
Nazario Oleaga Páramo
Decano del ICASV
10:00 Primer Ponente: D Iñaki Ortiz Sánchez
Director de Innovación y Administración Electrónica
Dpto. de Justicia y Administración Pública
Gobierno Vasco
Título: La estrategia de Administración electrónica del Gobierno Vasco
10:20 Segundo Ponente: Pilar Irurzun Huici
Responsable de proyectos normativos de Administración electrónica
Dirección de Innovación y Administración Electrónica
Dpto. de Justicia y Administración Pública
Gobierno Vasco
Título: Nuevo Decreto de Administración Electrónica en la CAE: innovaciones fundamentales
10:40 Tercero Ponente: Talía Besga Basterra
Responsable de Asesoría Jurídica
IZENPE, S.A.
Título: Identificación y autenticación. ¿Quién es? y como estoy seguro de que no me engañas
11:00 Cuarto Ponente: D Carlos Zabaleta Alvarez
Letrado del Servicio de Asesoría Jurídica e Inspección
Agencia Vasca de Protección de Datos
Título: Administración electrónica y protección de datos 2010

11:20 Preguntas al Conjunto

11:35 Receso de 15 minutos

.11:50 Quinto Ponente: D Daniel Villar Lavari
Responsable de Tecnología y Sistemas de Información. Responsable de Seguridad.
Osatek, S.A.
Título: De las intenciones a la realidad: La eliminación del soporte en la radiología pública vasca. Un caso práctico
12:10 Sexto Ponente: Maite Andrés Álvarez
Letrada de Asesoría Juridica de Osakidetza-Svs y Secretaria de la Comisión de Seguridad de los Servicios Centrales de Osakidetza para la proteccion de Datos Personales
Osakidetza-SVS
Título: Proyecto Osarean: aspectos jurídicos a considerar

12:30 Preguntas al Conjunto

12:45 Séptimo Ponente: Gloria Barceló del Campo
Consultora de Seguridad en Sistemas de Gestión Documental
EJIE, S.A.
Título: Sustitución del papel
13:05 Octavo Ponente: D Antxon Larrañaga Uyarra
Director del Proyecto Dokusi
EJIE, S.A
Título: Dossier del ciudadano: Derecho a no aportar datos
13:25 Preguntas al Conjunto
13:40 Cierre de la sesión

viernes, 18 de febrero de 2011

Una marea de ilusiones

Esta mañana he escuchado esta canción de Chambao: papeles mojados. No es que sea una canción nueva, pero al hilo de lo que escribí el lunes, y ya que estamos a viernes, os sugiero que le echéis un ojo al vídeo, o sin más que leáis la letra con detenimiento. Para coger el finde con espíritu.

Miles de sombras cada noche trae la marea,
navegan cargaos de ilusiones que en la orilla se quedan.
Historias del día día, historias de buena gente.
Se juegan la vida cansaos, con hambre y un frío que pela.
Ahogan sus penas con una candela,ponte tú en su lugar,
el miedo que en sus ojos reflejan,la mar se echó a llorar.

Muchos no llegan, se hunden sus sueños papeles mojaos, papeles sin dueño Muchos no llegan se hunden sus sueños papeles mojaos, papales sin dueño


Frágiles recuerdos a la deriva desgarran el alma,

cala to los huesos el agua los arrastra sin esperanza.
La impotencia en su garganta con sabor a sal,
una bocanada de aire le da otra oportunidad.
Tanta noticia me desespera, ponte tú en su lugar,
el miedo que en sus ojos reflejan, la mar se echó a llorar.

Muchos no llegan, se hunden sus sueños papeles mojaos, papeles sin dueño Muchos no llegan, se hunden sus sueños papeles mojaos, papeles sin dueño


Muchos no llegan, se hunden sus sueños papeles mojaos, papeles sin dueño

Muchos no llegan, se hunden sus sueños papeles mojaos, papeles sin dueño

lunes, 14 de febrero de 2011

Inmigrantes y crisis. Más de lo mismo...

Este sábado he tenido que escuchar otra vez la tontería de siempre: los inmigrantes tienen la culpa de la crisis, nos quitan los puestos de trabajo, etc, etc.

No me voy a enrollar mucho con este rollo porque ya he hablado de esto más veces. Y además hoy acabo de empezar la semana, y no me apetece hacerme mala sangre.

A mí lo que me fastidia es que la gente suelte estas afirmaciones, y después se quede tan ancha, con esa media sonrisa de supina sapiencia que queda por encima de todo lo demás. De poco valen los argumentos, que son muchos, que echan por tierra estas afirmaciones. Ellos siempre tienen que quedar por encima. Y tú quedas como la típica hippie de turno. Enfins.

Por otro lado, me resulta un poco hipócrita que la gente comente esto, cuando hace dos telediarios muchos se llenaban la boca con lo bien que nos venía esta tropa en la construcción, en la hostelería, y en muchos otros sectores donde trabajaban de cualquier manera. Y todos lo sabíamos, y ninguno se quejaba... hasta ahora.

Es hipócrita querer cargar las tintas contra quienes sufren esta crisis tanto o más que muchos de nosotros. Lo suyo sería armarla, y bien armada, contra quienes han llevado a esta situación, y que probablemente son todos aquellos gracias a los cuales tú tienes tu partido televisado, tu coche a la última, tu superchachimóvil y vete a saber cuántas cosas más.

Así que, antes de recurrir al recurso fácil de arremeter contra los inmigrantes, a lo mejor hay que dejar de mirarse al ombligo y reconocer cuál es nuestra responsabilidad en todo esto que estamos padeciendo. Y si no nos gusta, miremos de frente a quienes de verdad lo han provocado, y quejémonos. Que ya va siendo hora.

sábado, 12 de febrero de 2011

Africa tiene nombre de mujer

Castro Urdiales es algo más que playa y pintxos. Entre sus haberes, cuenta con un centro cultural, "La Residencia", que presenta una oferta cultural sumamente interesante, y creo que no muy conocida.

Esta semana hemos disfrutado de la exposición fotográfica "África tiene nombre de mujer", donde Jaled Ibarra hace un recorrido por el papel de la mujer africana en un continente de contrastes, y triste protagonista con demasiada frecuencia, de las noticias más lamentables de entre las muchas indignantes y tristísimas que nos inundan últimamente.

Me ha gustado la exposición, aunque se me ha quedado corta, he echado en falta una explicación de cada foto, enriquecer la exposición para hacer sentir al espectador que realiza un recorrido, que hay una historia. En todo caso, es una oportunidad para refrescar en nuestra memoria lo que ocurre más allá de nuestros barrios, para poner rostro al dolor, la injusticia y la barbarie que muchas veces escuchamos que sucede en África pero que, como siempre o casi siempre pasa por aquí, pues como que pasa más desapercibido. Esta exposición nos acerca a esa realidad, nos pone en el abismo de la urgencia de un compromiso que debe ser de todos.

Me quedo con algunas de las reflexiones del autor, recogidas en la exposición. Aquí os la dejo.