domingo, 28 de noviembre de 2010

Jan eta Jolas: qué tiempo tan feliz

Hace ya más de cinco años, encontré en Internet un grupo de gente que quería hacer senderismo. Yo buscaba huir de una realidad que me sobrevino de sopetón, emponzoñando mi inocencia. La primera vez que les vi, elevé mi mirada al cielo preguntando al Altísimo si es que no había nadie ahí para escucharme, pues era yo tan sumamente snob y pija que me pareció una gente rarísima.

Pero hete aquí que a esa excursión sucedieron otras, y la realidad emponzoñada se tornó en otra de lealtad, sinceridad, y amistad en el más puro sentido de la palabra. Encontré gente que disfrutaba por el mero hecho de estar contigo, sin buscar nada más, simplemente por el placer de conversar, acompañado de una buena vista en la cima de una montaña y compartiendo bocadillos y otras viandas.

En unos años llegaron los noviazgos, los matrimonios... y los hijos. Ahora, este cambio vital ha provocado un paréntesis en nuestros encuentros montañeros. Y las cumbres han dejado paso a cafeterías, parques y restaurantes.

Hoy el turno ha sido para Jan eta Jolas, un txoko especialmente preparado para disfrutar con los más peques. Y ha sido genial. Volver a ver a mis AMIGOS, conversar con todos ellos, ponernos al día, y observar detenidamente a nuestros txikis, jugando, entreteniéndose sin apenas conocerse, un poco al estilo de nosotros cuando empezamos a hacer cumbres sin conocer más que nuestro nombre, ha sido estupendo y entrañable.

Entrañable, sí. Porque en estos tiempos de prisa, individualidad y egoísmo castrante, es maravilloso y un verdadero orgullo poder tener amigos así. Es estupendo poder disfrutar de su compañía, y ver cómo crecemos y envejecemos juntos, sin perder un ápice de esta lealtad y esta AMISTAD que nos ha caracterizado.

Así que no me queda otra que dar eternas gracias a esa realidad emponzoñada de tiempo ha, puesto que si no me hubiera hundido en ella nunca hubiera encontrado el verdadero sentido de estar aquí.

martes, 23 de noviembre de 2010

La A8 y sus atascos matinales

Hoy voy a quejarme en plan los tipos que llaman a Joseba en Radio Nervión los domingos por la mañana.

Y es que ya van dos días que tardo una media de un par de horas en llegar al trabajo. Dos horas de media de interminable espera, embrague-primera-embrague-primera, que una ya no sabe qué hacer en el cubículo del coche: cambio la emisora "n" veces, me como casi todo lo que acompaña el tupperware excepto el contenido de este último (más que nada porque hay que calentarlo), miro a los coches de los carriles adyacentes, miro los móviles de reojillo, resoplo, miro el reloj de pulsera, vuelvo a resoplar. Y me desespero.

Ya sé que no gano nada con estos mosqueos, más que un historial de mala sangre que no puede ser bueno para mi salud en la ancianidad, pero es que es desesperante. Me pregunto si alguien se ha parado a pensar en la cantidad de horas de trabajo que hemos perdido, en la cantidad de dinero que se pierde diariamente con estos atascos. Supongo que es responsabilidad de todos, empezando por los conductores; pero si los accidentes tienen lugar casi siempre en los mismos sitios, a lo mejor es que lo que nos tenemos que mirar son nuestras redes viarias. No sé, es una idea.

Por otro lado, y mira que jamás pensé que diría esto, pero es que yo vivo en Castro Urdiales y la verdad es que cuando por esa  zona se produce un accidente, la Guardia Civil te aligera el carril con bastante alegría, que no sé yo si serán las reminiscencias subliminales que nos traen los tricornios, pero parece que la cosa funciona. A lo mejor otra solución puede ser cambiar (otra vez), los uniformes de los Ertzainas. O eso, o hacer un brainstorming entre todos los cuerpos policiales, aprovechando el momento de talante (je), para ver si intercambiamos experiencias y mejoramos un poquito la gestión de este tipo de problemas.

Pues nada, que me he quedado muy a gusto con la queja. Probablemente mañana tendremos otra porrada de accidentes y seguiré con la misma tónica dentro de mi cubículo, pero al menos esta noche dormiré más relajada. Y si encima lo lee alguien de los que pueden decidir, y sirve, pues mira tú qué bien.

lunes, 22 de noviembre de 2010

El placebo moral llega también por Navidad

Ya está cerca la Navidad, fun fun fun. Y además de los turrones, la lotería, las jamadas y demás atrezzo, ya están aquí los bolígrafos de la sonrisa, las pastillas contra el dolor ajeno, los telemaratones, y demás artilugios para comprar nuestra solidaridad y poner bajo control la conciencia social de una sociedad, la nuestra, que pese a la crisis galopante y desbocada lo sigue dejando todo para el final, incluido aquello de preocuparse un poco de los demás, que no dejan de ser un poquito de nosotros mismos.

Vivimos en un mundo en el que los medios de comunicación y las nuevas tecnologías nos dan todas las posibilidades para escandalizarnos con las injusticias, que todavía son muchas, y aún más para reaccionar y protestar; pero es un mundo también deshumanizado con tanto medio, donde el horror ajeno queda diluído en un flujo interminable de noticias que se suceden una a la otra a velocidad vertiginosa, creando sobre nosotros una especie de película transparente, parecida a la del anuncio del Actimel, pero en lugar de protegernos de las virus y demás huéspedes invernales, nos aíslan de la miseria y el espanto. Que no nos engañemos, es también el nuestro.

Entiendo que las organizaciones que pelean diariamente por dar visibilidad a esta realidad escalofriante, tienen que aprovechar este momento de descuido en esta sociedad de hielo, de reblandecimiento del corazón, para intentar arrancar un pedazo de nuestras carteras con el que seguir trabajando. Tanto más cuanto que en los últimos tiempos, los recortes presupuestarios a todos los niveles (salvo en los bolsillos de los que recortan. Aquello de "quien reparte se queda con la mejor parte", que decía mi abuelo... Pues eso), han afectado también a estas organizaciones, haciendo aún más difícil su labor.

Por eso la crítica de este post no puede ir dirigida hacia ellos. La crítica la dirijo hacia el resto de los ciudadanos, todos nosotros que compramos las postales de Unicef, que hacemos nuestra aportación al Rastrillo de Navidad o a la Operación Kilo, que compramos el bolígrafo que anuncia Iniesta. Porque está bien que lo hagamos, peor sería no hacerlo, entonces sí que seríamos Scrooge de matrícula. Pero estaría mucho mejor si contribuyéramos al bienestar global durante el resto del año.

Y para ello no hace falta, muchas veces, gastarse ni un duro de los de antes. Porque nuestro compromiso, nuestra denuncia, pueden también ayudar a construir. Porque nuestras voces pueden servir para mover esas "altas" conciencias, las de quienes realmente pueden solucionar algo con sus decisiones, más que nuestras aportaciones económicas que muchas veces no sirven casi para nada.

Porque no sirve gastarse parte de la paga extra de Navidad en comprar el chisme que subasta la Esteban en el maratón de Telecinco, si después no toleramos a nuestro vecino, que no es de Berriz, sino de Lituania, o de Sierra Leona. No sirve de nada si pasamos de largo y no atendemos a quien mendiga a la puerta de El Corte Inglés. No sirve de nada si miramos de reojillo a la familia peruana que entra con sus enormes maletas en el metro. No sirve absolutamente si no nos duelen las pateras naufragadas, los haitianos desgarrados por el cólera, los desempleados de nuestro barrio que no podrán hacer regalos esta Navidad, los ancianos que tomarán las uvas solos, y tantos y tantos otros ejemplos, por desgracia.

Hay mucho por hacer, no lo limitemos a las postales navideñas. Demostremos nuestra condición humana con compromisos. Porque el bolsillo es de complacencia rápida, pero la conciencia, no.

sábado, 20 de noviembre de 2010

II Encuentro de Bloggers de Getxo

Mujeres que se hacen y dejan ver en la blogosfera. Huevos imposibles con aromas y sabores que nos evocan otros lugares. Y muy buen ambiente.

En el II Encuentro de Bloggers de Getxo celebrado hoy 20 de noviembre en el Conservatorio de Música Andrés Isasi de Areeta (Getxo), seguro que muchos, como yo, nos hemos quedado con ganas de más. Con ganas de hablar más con Noemí Pastor y disfrutar de su verbo rápido, no sé si tanto como el de Lucía Martínez Odriozola, pero ahí andan, a la zaga una de otra.

El encuentro ha mantenido el tono de frescura que lo caracterizó en su estreno, hace ya un año, pero ha delatado su adolescencia, sus ganas de impactar, de arrastrar, de influir... Como los tantos y tantos bloggers influyentes que allí hemos estado.

Los que todavía tenemos mucho que aprender (y no es falta de ganas, sino de tiempo... Todos no tienen una santa de hija como Cristina Juesas y duele al alma eso de robar horas de sueño para conectarse. Mea culpa), hemos disfrutado de lo lindo, hemos abierto vías nuevas para dar más visibilidad a nuestra presencia en la red, y hemos sacado algunas conclusiones:

- La influencia en la red es difícil de medir, o cuanto menos subjetiva. No es tanto el volumen de gente que te lea (que también), sino el interés real de tu público objetivo, que muchas veces, casi todas por lo que parece, se define a posteriori, una vez que estamos inmersos en la red.

- Participar en la red abre la mente, y ayuda a visibilizar ideas diferentes y compartirlas. Esto me ha parecido curioso. Parece que un café ya no es suficiente para una tertulia.

- Las redes sociales son imprescindibles en nuestra vida. IPhones, iPad's, Netbooks y demás cacharrería han circulado a diestro y siniestro.

- Blogueamos por el simple placer de comunicar... ¿o no?.

- Hay que compatibilizar la participación en la red con la convivencia y el saber estar. Todo el día conectado a troche y moche puede quedar un poco mal según qué circunstancias. Aunque qué duda cabe, hay que estar.

- Las mujeres somos tímidas, modestas, parece que no nos damos a valer... Bueno, no sé si estoy de acuerdo con esto, creo que la cosa está cambiando. Y aún habiendo aún carretadas de currelo, la cosa va por buen camino. La cantidad de mujeres en el evento es una muestra, ¿o no?. (Ah, y yo en esto del blog no soy nada modesta. Me encanta tener seguidores. Por si alguien se anima, jejeje).

- El cardamomo, buenísimo. He aprendido un huevo de especias con Fernando Canales. Que por cierto, sigo sin tener claro por qué abrió su explicación de la degustación de especias hablando de la esfera de las ideas. Curiosamente, el nombre de mi blog. Que sin ser influyente, y aún siendo mujer, soy un poquito vanidosa y me ha hecho ilusión.

Me he perdido la rutilla en barco, aunque vista la meteorología tampoco es que me hayan entrado muchos remordimientos (Mikel, que me mareo). Me reservo día en la agenda para la siguiente. Y llevo a Leire, miembro txiki de Getxoblog ( y con blog propio, por cierto), aunque sea un ratín.

Zorionak.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Otra (con)vivencia es posible

El próximo 25 de noviembre, CEAR-Euskadi hace presentación de uno de los resultados de Erania, su programa de investigación y análisis sobre convivencia. En este caso, se trata de la presentación del libro que lleva el título de este post, y que recoge los resultados de las investigaciones y trabajos en pos de la convivencia, en el ámbito del Territorio Histórico de Álava.

La cita comienza a las 8.30 con la entrega de acreditaciones, y durará toda la mañana. Aunque la asistencia es gratuita, es necesaria inscripción, antes del viernes 19 de noviembre, enviando nombre, entidad, dirección de email y teléfono a: javier.villanueva@cear.es.

El programa es el siguiente:

08.30 - 09.00 Entrega de acreditaciones.
09.00 - 09.30 Bienvenida y apertura de la jornada
“La convivencia intercultural en las agendas política, social y ciudadana alavesas”.
 Patricia Bárcena, Directora de CEAR-Euskadi.
 Miguel Ángel González, Director de Inmigración del Gobierno Vasco.
 Covadonga Solaguren, Diputada Foral de Política Social y Servicios Sociales.
09.30 - 11.00 Presentación del libro “Álava: Espacios, Culturas y (Con)vivencias” y “Propuestas colectivas, creativas y creactivas, para la promoción de la convivencia intercultural en la sociedad actual”.
 Rosabel Argote, Responsable de ERANIA, Espacio de Reflexión y Acción Intercultural, de CEAR-Euskadi.
 Boni Ofogo Nkama, Cuentacuentos, Fabulista y Mediador Intercultural.
 Moderado por: Javier Canivell (Servicios Jurídicos,CEAR-Euskadi).
11.00 - 11.45 CAFÉ-TERTULIAS (A cargo de Zabaltegi Judimendi, empresa de inserción social).
              “Presentación en las mesas de experiencias prácticas de promoción de
              la convivencia intercultural en Álava”:
11.45 - 12.30 “La dinamización de espacios públicos como herramienta de cohesión social: La promoción de la convivencia intercultural en la Comunidad de Madrid”.
  Marta Segovia, Coordinadora del Servicio de Dinamización de Espacios Públicos del Ayuntamiento de Madrid.
  Moderado por: Ciara O'Higgins (ERANIA, CEAR-Euskadi).
12.30 - 13.30 La convivencia intercultural A DEBATE.
 Dinamizado por: Tinixara S. Guanche, Trabajadora Social de CEAR-Euskadi.
13.30 - 14.00 Conclusiones y clausura.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Una más... por desgracia...

Lo peor es que sólo nos indignamos cuando explotan los conflictos, esos que están ahí, latentes, durante tanto y tanto tiempo... Aún peor es que sólo nos indignemos cuando sale un par de veces por la tele, o con ocasión del telemaratón navideño. Una lástima. Un asquito.

No sé si servirá de algo este video, pero al menos, que quede ahí mi denuncia, para compartirlo con todos los que visitan este blog.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Visión global

En los últimos meses vengo observando una serie de necesidades en los clientes con quienes trabajo, que estamos cubriendo desde mi equipo de una manera informal. Cuando digo "informal", me refiero a que se está realizando sin que estuviera inicialmente previsto en el contrato, al menos no de una forma explícita. Y pese a ello, detecto e intuyo que se está convirtiendo en un valor añadido relevante en el desarrollo de los proyectos tecnológicos, que a la sazón y aunque parezca extraño por mi formación, es a lo que la vida me ha llevado.

Las tareas que se ejecutan en este caso alcanzan a cuestiones organizativas, que en muchos casos quedan imbuidas bajo el término genérico de "gestión del cambio". Hasta ahí, vale. Pero también se llevan a cabo otras, que quedan fuera de lo que pudiera pensarse que resulta colateral a un proyecto de esas características (implantación de un sistema de información) pero que, a mi juicio, y hoy tal vez más que nunca con todo esto de la e-administración, se está convirtiendo en una necesidad que tiene que ser valorada y posicionada en su justa medida. Me estoy refiriendo a los cambios normativos, y a la necesaria intervención de los técnicos en colaboración con el cliente para pensar y redactar tales cambios. Cambios que pueden ir desde la redacción de una disposición normativa, pasando por la elaboración de un acuerdo/convenio de colaboración o simplemente de una circular/instrucción interna.

De todos es conocido la tradicional aversión entre informáticos y juristas, que no terminamos de entendernos cuando, a mi parecer, es una relación que está abocada al matrimonio sin duda. Y pienso que es una relación en plan "Los Roper", es decir, ni contigo ni sin tí, y que a lo mejor es el momento de dejarnos de hipocresías y asumir que sí, que también en estos proyectos "de informáticos", hay una vena jurídica que hay que tener en cuenta. Y lo digo tanto para los informáticos como para los juristas, que aquí hay para todos.

Creo que aportar esta realidad en las ofertas constituye un valor añadido de suma importancia para el cliente, que cada vez más establece una estrecha relación con el proveedor, más allá del simple suministro de software. Es el momento de consolidar estas relaciones, aceptando el rol que estamos adquiriendo progresivamente en el cliente, sobre todo en aquellos con los que llevamos varios años de colaboración, y dotarnos por tanto de equipos multidisciplinares y flexibles, es decir, capaces de hacer llegar su conocimiento y saber hacer en los proyectos donde se les requiera. No sé qué opináis al respecto, a mi modesto entender creo que trae muchas más ventajas que inconvenientes, para el cliente y para el proveedor. Pero estoy abierta a opiniones.

jueves, 4 de noviembre de 2010

II Encuentro de Bloggers de Getxo

El próximo sábado 20 de noviembre, tendrá lugar el II Encuentro de Bloggers de Getxo... y alrededores, en el Conservatorio de Música Andrés Isasi de Las Arenas (Getxo).

En esta ocasión, se ha preparado un programa muy completo, en horario de 10.30 a 16.30, que permitirá a los asistentes no sólo compartir experiencias en esto de la comunicación 2.0, sino también saborear la versión gastronómica del susodicho 2.0, en esta ocasión de la mano de Fernando Canales, y como broche final, disfrutar de un paseo en barco hasta el Museo Marítimo de Bilbao, incluyendo la entrada al Museo.

El programa es el siguiente:

11:00 Recepción y acreditaciones.

11:15 Bienvenida del Alcalde de Getxo, Imanol Landa.

11:30 Presentación de las actividades pasadas y futuras de la Asociación de Bloggers de Getxo... y alrededores, a cargo de la Junta de GetxoBlog.

11:45 Panel de medios de comunicación con bloggeros representantes de medios periodísticos con Estefanía Jiménez (bloguera en prensa), Edurne Frontela (bloguera en radio) y África Baeta (bloguera en televisión).

12:30 Mesa Redonda y debate con las blogueras más influyentes de Euskadi que moderará Lucía Martínez Odriozola (una de ellas y socia de GetxoBlog). Las confirmadas son Lorena Fernández, Izaskun Bilbao Barandika, Raquel Franco,Noemí Pastor, Cristina Juesas, Silvia Muriel, Nerea Gálvez e Idoia Mendia.

14:00 Cierre por Fernando Canales, del Restaurante Etxanobe, que nos deleitará con su palabra y con una sorpresa culinaria para cada asistente. También se repartirá algún recuerdo de Getxo y se recordará la próxima Cita GetxoBlog.

14:15 Foto oficial de Bloggers de Getxo en el Puente de Bizkaia o Puente Colgante.

14:30 Comida de hermandad: Glass de las Arenas, calle Mayor 33, CP 48930, Las Arenas/Getxo.

16:30 Para aquellos que han participado en la comida: Viaje opcional y gratuito en barco hasta el Museo Marítimo de Bilbao, incluyendo la entrada al Museo.


Os esperamos.