sábado, 12 de marzo de 2011

Plan de Desarrollo Formativo II

Como lo prometido es deuda, aquí van algunas fotos de nuestra experiencia en el Monasterio de Bujedo, donde se demuestra que la formación no está reñida con el buen rollo y la diversión. Sin darnos cuenta, aprendimos muchas cosas. Más o menos, como está aprendiendo mi hija...

No os riáis demasiado con ellas...

En esta primera se suponía que teníamos que llegar a un punto determinado, sin ver ni jota, a partir de la visualización inicial del terreno realizada por uno de los miembros del grupo. Resultó impresionante conseguirlo.















Esta foto es de la primera actividad. Se simulaba un lago por donde teníamos que pasar sobre unas alfombrillas que tenían unas "propiedades especiales". Fue curioso idear la solución para pasar todos "sin ahogarnos".

En la tercera foto ya estamos todos tranquilos porque hemos conseguido hacer un puente, y pasar todos por él. Fue junto con la de ir todos ciegos, la que más me gustó.

Y aquí ya estamos todos tan contentos, antes de partir ya a nuestras respectivas ciudades... Hasta la siguiente.


No hay comentarios: