domingo, 12 de octubre de 2014

Emprendimiento e Innovación. Juntos pero no revueltos

Recientemente se me planteó un amago de debate entre los dos conceptos del título de este post. Emprendimiento e Innovación. Por lo visto no terminaban de verse como elementos que pudieran ir de la mano en un debate...

Autor: Jon Sullivan.


Evidentemente no son la misma cosa. Aunque sin ser todos los que están, tampoco están todos los que son. No sé si me explico.

El acto de emprender puede implicar en sí mismo una innovación. Porque innovar no se tiene por qué asociar con un componente tecnológico, al menos no necesariamente, se puede innovar de muchas maneras, en los procesos, en la organización, en el producto o servicio, en el modelo de negocio... Y cuando emprendemos, bien porque creamos nuestro propio negocio, bien porque queremos hacer las cosas de otra forma en nuestro puesto de trabajo, bien porque queremos hacer las cosas de otra forma en nuestra cotidianeidad. queremos presentar algo innovador, algo que nos diferencie del resto y nos haga atractivos, interesantes, susceptibles de ser imitados y por qué no, mejorados.

En un momento como el actual en que por muchas razones parece más que evidente que hace falta una reflexión profunda sobre qué entendemos por emprender, sobre nuestro modelo de educación y de valores, yo creo que la innovación tiene que ser un elemento imprescindible, y que por tanto ambos, emprendimiento e innovación, tendrían que ir de la mano en muchos foros, tanto para evitar confusiones entre ambos conceptos, como para saber conjugarlos adecuadamente en nuestros procesos sociales, económicos, y vitales en definitiva.

No hay comentarios: