miércoles, 19 de junio de 2013

Fin de curso en Nuestra Señora de Europa

Hoy es como si fuera el último día de clase. Eso ha dicho una de las amatxus de 1º de Infantil cuando estábamos recogiendo a los peques a la salida de clase. Y es verdad. Mañana tienen un amago de excursión gracias a este invierno eterno asentado en nuestros lares, y el viernes en fin, poca chispa más.

Aún hoy veo las fotos de los primeros días de adaptación, allá por septiembre, una Leire que se antojaba aún como un bebé, con su chupete, a la expectativa de lo que iba a venir. Y no me creo, cuando la veo ahora, que el curso ya haya terminado. Tan sólo acierto a creer que en efecto ha transcurrido un año cuando la observo y se me presenta ya como una mujercita, con unos razonamientos que nos sorprenden, con una habilidad para el dibujo que la hace destacar en clase, con una curiosidad inagotable por todo lo que aprende y ve.

Algo fantástico se está obrando en ella, no sé si gracias al colegio, a nosotros, a sus habilidades o, probablemente, a una conjunción de todos estos factores.

Nos espera un verano lluvioso por el Norte, espero que algo mejor allá donde vayamos a pasar unos días. Y lo espero con la satisfacción de saber que Leire ha aprovechado este curso, disfrutando cada uno de los días, haciendo una incipiente cuadrillita de amigas.

Hasta el próximo año, Nuestra Señora de Europa.

No hay comentarios: