lunes, 17 de junio de 2013

Mentefactura, o la necesaria revolución de nuestro modelo productivo

Desde hace algunos meses llevo buscando un rato para dejar mención en este blog del que a mi juicio y creo que también al de muchos, es una gran reflexión que viene que ni pintado a una situación como la actual. Me refiero al libro "Mentefactura", de Juan José Goñi Zabala.

El autor hace una interesante y sesuda reflexión en torno al papel que la innovación juega en nuestro modelo productivo y el que en realidad debería ocupar, para aprovechar en todo su alcance real lo que la misma representa.

Y es que hoy y desde hace ya demasiado tiempo, la palabra innovación se ha convertido en must en nuestro vocabulario, y lo utilizamos hasta la saciedad en el quehacer diario de nuestras empresas, como si el mero hecho de su mención fuera suficiente para conjurarlo.

La realidad es que innovación y gestión continúan aún por caminos separados que rara vez se juntan. Pese a que la incorporación del cambio y la innovación se anuncia desde hace tiempo como nuevas formas de gestión, lo cierto es que en la mayoría de los casos queda como una simple yuxtaposición que no termina de calar y romper con los viejos esquemas. La innovación parece que queda relegada al desarrollo del producto y a la tecnología, sin que llegue al resto de la cultura organizativa.

Es la hibridación necesaria entre gestión e innovación lo que permite a Juan José Goñi acuñar el concepto de Mentefactura, que da nombre a su libro: un cambio necesario en los modelos productivos, donde el verdadero valor va a venir de las nuevas convicciones acerca del valor del conocimiento y de la forma de ponerlo al servicio de las personas y de la calidad de vida de la sociedad. La innovación, según Goñi, debe dirigirse sobre todo hacia los elementos intangible se las relaciones personales.

Para Goñi, el cambio no es un problema  sino una oportunidad, y es necesario entender la empresa desde un nuevo punto de vista, como un espacio de transformación constante y dinámico, y no tanto como una estructura jerarquizada y basada en funciones ya determinadas.

Sin duda, un libro de referencia para pensar sobre nuestra forma de hacer empresa, y como punto de partida para abordar con entusiasmo nuevas iniciativas, más que nunca necesarias en un contexto que demanda a gritos innovación en el sentido que Goñi da a este termino.

No hay comentarios: