martes, 9 de abril de 2013

No te rindas nunca

En estos momentos de gestión de la miseria, cuando esos que dicen que nos gobiernan no tienen ni idea de cómo hacerlo y se limitan a gestionar la tijera sin mirar más allá, toca a los que pisamos suelo el tener altura de miras e intentar, en medio de las migajas y la pobredumbre, dar una lección de empeño y optimismo, por iluso o utópico que pudiera parecer. Porque, como dijera Altiero Spinelli, "el que no sueña nunca no construirá nada que sea verdaderamente importante".

Me ha parecido revelador mostrar este vídeo al que he llegado por casualidad, con frases que ya conocemos, pero que de vez en cuando viene bien que nos las repitan, y más viniendo de quienes vienen, porque por experiencia personal os diré que nos enseñan muchas cosas de nosotros mismos.





1 comentario:

Iñaki dijo...

El testimonio de las personas que se enfrentan con estas situaciones nos ayuda a valorar las cosas en su justa medida.

Estamos acostumbrados a quejarnos por auténticas minucias, cuando en realidad la mayoría tenemos muchos motivos para estar satisfechos.

Es verdad que el mundo deja bastante que desear. Pero, en lugar de lamentarnos por ello, haríamos mejor en pensar qué estamos dispuestos a hacer para mejorarlo.