jueves, 27 de diciembre de 2012

Colaborar con las entidades locales para un mejor servicio público electrónico


Investigando en Internet a cuenta de mi última incursión extraescolar, esa que aspira, tal vez ingenuamente, a colaborar con las entidades locales para  procurar que sus servicios públicos electrónicos sean realmente útiles y no un mero escaparate para cubrir el expediente, me estoy encontrando con situaciones harto paradójicas.

No voy a entrar ya en cuestiones como son el acceso a esos servicios públicos que supuestamente funcionan, pero que ya en el momento de la identificación fallan (y no, no me vale que exista una puerta de atrás. Si la principal no funciona, pues que se quite o se arregle, ¿o es que acaso a nadie importa?).  Tampoco voy a entrar en el soliloquio que mantenemos muchas veces vía correo electrónico cuando nadie al otro lado se atreve a consultar nuestras dudas técnicas sobre esos servicios tan aparentes pero que no funcionan.

No vengo a sacar los colores. Al menos no públicamente. Aunque por este post pueda parecerlo.

Vengo a colaborar, quiero colaborar. Quiero, como ciudadana, poder contribuir de alguna manera a que lo que hay en el ayuntamiento de mi municipio sea usable. Y vale, puede que el viejillo del parque prefiera hacer la cola. O que haya tantos otros que, por desgracia, no tengan acceso ni quieran saber nada de internet. Pero un país que mueve 100 millones de euros en compras online durante Navidad, creo que demuestra tener un perfil de navegante web que bien merece un respeto y una consideración.

Nos encontramos con la paradoja de la foto de los cientos y cientos de  programas e iniciativas de todo tipo, que quedan estupendamente en foros, en las memorias de fundaciones y demás. Pero ¿para qué? ¿Acaso realmente tienen continuidad? ¿Acaso existe una vocación de servicio? ¿O es solo un puro escaparate?

Nuestra propuesta es clara: un grupo de ciudadanos, ya metidos desde hace años en las lides de la participación, la innovación y la administración electrónica, queremos hacer una prueba, un testeo de tus servicios públicos electrónicos. Sí, ayuntamiento, de los que tienes en tu web.

No para sacarte los colores. No para hacerlo público. Aunque por este post pueda parecerlo.

Queremos hacerte entrega de los resultados de ese testeo, de ese análisis, para que tú, ayuntamiento, cuando mejore la situación, cuando te venga bien por tus socios de gobierno, en fin, cuando quieras, lo leas tranquilamente y valores si merece la pena mejorar algo de lo que te proponemos. No creas, que seguramente veremos cosas muy positivas e innovadoras y eso también te lo diremos.

No quiero venderte un software, no quiero venderte nada en la nube, no quiero venderte humo de consultoría. Sólo quiero, queremos, colaborar. Y brindarte la oportunidad de una participación desinteresada, o mejor dicho, interesada por mejorar tu escaparate electrónico, para que sea útil realmente, para que funcione. Para que esos 100 millones de euros de compra online se traduzcan en tantos otros accesos electrónicos a tus servicios online.  Y realmente la cojoinversión realizada en su día, sirva en verdad para algo.




No hay comentarios: