lunes, 21 de marzo de 2011

Reflexiones interesantes sobre Libia

A continuación me hago eco de una interesante reflexión procedente de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. No es que digan nada nuevo, pero creo que hace falta seguir diciéndolo, aunque sólo sea para que no nos sigan lavando el cerebro con aquello de querer ser "los adalides de la libertad". Cada vez cuela menos...

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía rechaza una posible intervención militar de la OTAN en Libia así como la intervención saudí en Bahréin.-
15-03-2011
La asociación recuerda a la UE el fracaso de las invasiones neocoloniales de Afganistán e Irak y la doble moral de su real politik en los países africanos gobernados por dictadores. 

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía quiere expresar su oposición a una posible intervención militar de la OTAN en Libia. No podemos olvidar las experiencias de Afganistán e Irak y tantas otras, donde la invasión e intervención militar en realidad han estado animadas por intereses y motivaciones estratégico petrolíferas, provocando al fin y al cabo mucho más daño del que teóricamente pretendían resolver. 

La APDHA reitera su condena de las dictaduras de los países árabes. Mostramos nuestra repulsa por la sangrienta represión de las revueltas actuales, que en el caso de Libia han tomado el trágico camino de una guerra civil, y también condenamos las numerosas violaciones de derechos humanos de estas dictaduras. Asimismo manifestamos nuestra repulsa más contundente a la intervención saudí en Bahréin que se está produciendo en estos momentos.

Mientras parecían ser gobiernos estables y colaboradores de las políticas de las principales potencias, la Unión Europea y la llamada Comunidad Internacional les proporcionaban de forma vergonzosa todo tipo de armamento. Entre otras razones para garantizar el control de crudo y para forzar, como en el caso de Libia, su conversión en uno de los gendarmes de las políticas de externalización de la inmigración y del asilo de la Unión Europea. Un armamento que ahora se está usando contra el propio pueblo libio. 

Pese a ello, no estamos a favor de una nueva ocupación militar, sea de la nacionalidad que sea, en otro país árabe rico en petróleo y gas. La explotación de sus recursos energéticos y el modelo insostenible de consumo de Occidente no pueden ampararse en la barbarie. En este sentido reclamamos a los países europeos que no apoyen el uso de la fuerza en este país, (defendidos con el hipócrita eufemismo "de ataques aéreos selectivos"), ya que supondría una escalada militar, el apoyo militar tácito de fuerzas extranjeras a los grupos combatientes y un factor de radicalización del conflicto. 

La Unión Europea ha vuelto a demostrar su inoperatividad, parálisis y doble moral. Sus gobernantes han vuelto a traicionar la defensa de los pilares democráticos más elementales que animaron la construcción europea. El conflicto libio, y las revueltas de Túnez y Egipto, principalmente, han desnudado de forma vergonzosa la fachada europea, cómplice hasta el último minuto de graves violaciones de los derechos humanos en los países árabes. Los gendarmes norteafricanos de Europa se fugan abrumados por sus pueblos o prometen morir matando y Europa, tarde y mal, no sale de su asombro. La Unión se limita a emitir ambiguas y escuetas declaraciones y estudiar posibles acciones militares encabezadas por Estados Unidos en pleno Mediterráneo.

Desde la Asociación Pro Derechos Humanos pedimos a la UE una acción decidida de condena de la intervención de Arabia Saudí en Bahréin, y en el caso de Libia acciones decididas y contundentes de condena hacia las violaciones de derechos humanos que se están produciendo que harían necesaria, en todo caso, una intervención solidaria y pacífica. Entre ellas nos parece de particular importancia poner en marcha el dispositivo aprobado en 2001 por la UE, denominado "protección temporal" a los nacionales de los Estados que, víctimas de una catástrofe natural, de revueltas políticas en su país o de conflictos armados, tuvieran necesidad urgente de encontrar refugio en Europa. ¡Sin embargo la UE, por el contrario, por medio de Frontex envía patrullas a sus fronteras marítimas para evitar que potenciales refugiados, asimilados a inmigrantes clandestinos, crucen el Mediterráneo!
Hacemos un llamamiento solemne a todos los gobiernos europeos, a las instancias de la UE, a todos los partidos políticos a que se adopten, en concertación con los socios de todo el Mediterráneo, las medidas que se necesitan con urgencia, como hemos enunciado los colectivos sociales que componemos la Red Migreurop : 

• Proporcionar aviones para permitir la repatriación no sólo de los nacionales de los países europeos, sino de todos aquellos que pueden y quieren regresar a su país, como los egipcios que se encuentran actualmente en Túnez; 

• Permitir la evacuación por aire o por mar, a partir del territorio libio que ya no está en manos de Gadafi, de los extranjeros bloqueados en Libia, cuyos gobiernos son incapaces de evacuar; 

• Prever la acogida, en territorio europeo, de los refugiados que no pueden regresar a su país; 

• Poner en práctica sin demora el dispositivo que permita conceder la protección temporal a todos los que, en la situación de emergencia en que nos encontramos, puedan legítimamente ser acreedores de la misma; 

• Detener las patrullas de Frontex que impiden la llegada de refugiados por mar. 

Del mismo modo llamamos a la sociedad civil a aumentar la movilización y la solidaridad con las revueltas árabes de la dignidad que se extienden desde el Golfo al Magreb y el apoyo a su lucha por la libertad, la democracia y los derechos humanos.

No hay comentarios: