martes, 7 de septiembre de 2010

La transparencia

Nunca dejo de sorprenderme en mi vida profesional. Y no voy a contar nada nuevo, pero me ha llamado la atención cómo, con ocasión de la preparación de una oferta, está saliendo a la luz el verdadero quiz de la cuestión cuando se trata de implantar sistemas de información.

Y es que resulta que oh sorpresa, el cliente quiere transparencia en el servicio. Que está muy bien todo eso del último grito en tecnología, aportar equipos de técnicos superexpertos en tal o cual lenguaje. Pero que si se queda ahí, y el usuario permanece fuera, pues como que mal. Porque al final los supertécnicos se van con su megalenguaje a otra parte, y los usuarios se quedan con el pastel (a la sazón, la aplicación de marras), muchas veces sin saber por dónde hincarle el diente. Y claro, se pasa de fecha y queda en el olvido, casi casi sin estrenar.

Me llama la atención que a estas alturas, reflexiones de este tipo se consideren relevantes y novedosas. Porque a mi juicio, desarrollar aplicaciones informáticas no reviste un halo de misterio y de sofisticación que exima de un mínimo de relación personal con el cliente. Que vale que estamos en esto de la sociedad de la información, pero el contacto es el contacto, y si es cercano y con una sonrisa, pues mejor que mejor.

Vamos, que como veis yo sigo a vueltas con la gestión del cambio, con el trato social y humano en esto de desarrollar sistemas de información. Porque si donde yo trabajo empiezan a darse cuenta que esto de la transparencia es importante, ni os cuento lo que deben pensar los usuarios cuando se encuentran con equipos de trabajo que les escuchan, que atienden sus demandas, y que les acompañan en el lanzamiento de un nuevo sistema y proceso, más allá de la típica formación con presentación de power point y manual con dibujitos. Deben pensar que somos de otro planeta o algo así. En fin.

1 comentario:

GUILLERMO DIAZ dijo...

Hola Sonia: Mucha tecnología, mucho lenguaje técnico, mucha transparencia, pero como tu bien dices, al final lo que necesita es una fluida comunicación con el cliente, proximidad y sonrisa.
A mi juicio esto es lo mas valorable por el cliente.