domingo, 14 de febrero de 2010

La vida sigue igual...

Hace ya más de una década (glups), me aventuré a poner en marcha una asociación de entusiasmados por lo europeo, que más tarde se convirtió, para algunos de nosotros, en un proyecto empresarial que a día de hoy está ya consolidado y de cuyo nacimiento me enorgullezco, en cuanto que contribuí a hacerlo posible, aunque por circunstancias de la vida me dedique hoy a otros menesteres.

La cuestión es que por aquel entonces, al poner en marcha nuestros proyectos europeos, había una serie de temas que resultaban recurrentes, de los que me quedo con dos: que la Unión Europea, además de voz económica, tuviera también una única voz política a nivel internacional, y por otro lado, que la ciudadanía  tuviera conciencia de lo que es Europa y su condición como ciudadanos europeos.

Pues bien. Me sorprendo ayer viendo un programa del canal 24h sobre Europa, donde la periodista entrevistaba a varios políticos españoles, y mira tú por dónde que esos temillas siguen siendo prioridades de la agenda política... más de diez años después. No sería sincera si dijera que me sorprende, puesto que tal y como vemos diariamente, la realidad demuestra que son asuntos que parecen agarrados como lapas en las agendas de trabajo comunitarias sin que quieran evolucionar. Así que el único consuelo que me queda es que seguirá dando trabajo a unos cuantos. Eso sí, no sé si mi hija llegará a ver esa UE políticamente visible; al menos yo me esforzaré para que tenga conciencia de su condición de ciudadana europea (pero desde una perspectiva abierta, sin poner fronteras a todos los que aún no son reconocidos como tales, ¿eh?).

No hay comentarios: