viernes, 23 de enero de 2009

iWeekend

Ayer por la noche mi marido me sorprendió con un nuevo link, iweekend. Se trata de una iniciativa interesante de networking en la que, previa inscripción, gente de diferentes perfiles, edades, etc. se reúne para seleccionar una idea de todas las que se exponen en un espacio muy breve de tiempo (unos 5 minutos), desarrollar el producto y lanzar una primera versión (una aplicación web generalmente)... ¡¡todo en un fin de semana!!.

Está dirigido a emprendedores que están buscando un equipo y a profesionales que están buscando un proyecto.

La iniciativa se queda ahí. No hay becas, ni subvenciones, ni préstamos blandos. Es más, hay que pagar 40 euros en concepto de inscripción al evento, y supongo que a ello hay que sumar el resto de los gastos (desplazamiento, alojamiento, etc.).

Ciertamente, es una iniciativa arriesgada. En una sociedad que está viviendo una crisis como la que nos dicen y vemos/padecemos, que en cualquier caso, en bonanza o en penuria, está acostumbrada (cada vez más) a que las cosas vengan dadas de una forma relativamente fácil, no puedo menos que aplaudir esta idea, que parece querer recuperar el espíritu del emprendedor nato, y potenciar una serie de aptitudes que entiendo son vitales no ya para la vida empresarial o profesional, sino también para la vida personal:

- La capacidad de convencer: en 5 minutos hay que convencer de una idea para que otros tantos se sumen a ella. No caben herramientas de soporte, eres tú sólo frente al público, con tu verborrea y tu habilidad.

- La confianza y la capacidad de riesgo: en dos días te vas a juntar con gente que seguramente no habrás visto en tu vida, les vas a contar tu idea de negocio, y os vais a poner manos a la obra para poner en marcha un proyecto que Dios sabe si verá la luz algún día.

- El trabajo en equipo: porque sólo así la idea podrá ponerse en marcha. Lo que no sabe un jurista lo sabe un informático. Y lo que no saben ellos lo sabrá un economista, un psicólogo, un topógrafo.

- El intercambio y la cooperación: repito, trabajas con gente que no conocías antes, depositas tu confianza en ellos durante dos días, quién sabe si durante más tiempo. Haces contactos, creas redes ... y creces como persona y como profesional.

En suma, una opción muy interesante. Ojalá no se termine corrompiendo por intrigas políticas, intereses electorales, crisis económicas o lo que sea...

No hay comentarios: